Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sindicato independentista convoca una huelga general de diez días

El sindicato minoritario Intersindical-CSC registra un preaviso de paros entre el 30 de octubre y el 9 de noviembre

Manifestación durante la última huelga general en Cataluña.
Manifestación durante la última huelga general en Cataluña.

El sindicato independentista Intersindical-CSC registró hace una semana un preaviso de huelga general que se ha hecho público este viernes. El sindicato minoritario convoca paros entre el 30 de octubre hasta el 9 de noviembre, para protestar contra "las condiciones laborales", según aseguran fuentes de esta organización. Este sindicato ya registró una huelga general a principios de mes para protestar contra la presencia policial en Cataluña a raíz del proceso independentista, motivo por el que la huelga fue denunciada por la patronal Foment del Treball, que la consideró "ilegal". La demanda, que pedía al TSJC la apertura de medidas cautelares, hizo que el sindicato desconvocase los paros

La huelga registrada ahora basa sus motivos únicamente en las condiciones laborales en Cataluña, propiciadas, según recoge el texto del preaviso de huelga, por las reformas laborales en España de los años 2010 y 2012. Además, entre las razones de la convocatoria de paros, está el rechazo a la anulación, por parte del Tribunal Constitucional, de ciertas leyes sociales aprobadas en el Parlamento de Cataluña, como la del impuesto sobre viviendas vacías o la de igualdad.

Por último, la huelga se convoca para conseguir la derogación del decreto ley con el que se facilita que las empresas puedan cambiar de domicilio social sin someter esta decisión a las juntas de accionistas. Este decretó permitió a CaixaBank trasladar con mayor celeridad su sede social de Barcelona a Valencia. Fuentes de Fomento explican que, al estar esta huelga justificada por motivos laborales, no han presentado ni presentarán una denuncia contra la misma.

El departamento de Trabajo de la Generalitat, por su parte, estableció unos servicios mínimos en todos los ámbitos de actividad. En el transporte operado por Renfe, los servicios mínimos serán del 33% todo el día; en el metro de Barcelona, del 50% en las horas punta, y del 25% el resto del día, igual que en los autobuses y en los Ferrocarriles de la Generalitat. Habrá servicios mínimos también en los departamentos de Sanidad y de Enseñanza. 

Por el momento, los demás sindicatos no se han adherido a la huelga convocada por la Intersindical-CSC. Fuentes de UGT aseguran que es poco probable que secunden los paros, y fuentes de la misma Intersindical indican que el desarrollo de los mismos dependerá de lo que vaya ocurriendo en los próximos días. Sin embargo, algunas escuelas ya han empezado a notificar a las familias que hay convocada esta huelga general. La última huelga general, que coincidió con el llamado "paro de país" propiciado por las patronales y la propia Generalitat, fue la del 3 de octubre, que fue calificada de "masiva" por parte del departamento de Trabajo.

Los sindicatos mayoritarios, aunque rechazan la declaración de independencia votada hoy en el Parlament de Cataluña, aseguran que seguirán con atención lo que ocurra en los próximos días con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que también consideran desproporcionado. "Es un día triste, aunque algunos lo vivan con alegría, ya que son muchas las consecuencias económicas", ha declarado a EL PAÍS Matías Carnero, presidente de UGT. En un comunicado, CCOO de Cataluña afirma que la declaración de independencia "no representa la solución al conflicto político en Cataluña". El sindicato se muestra "preocupado" por una posible ruptura del marco de convivencia entre los ciudadanos.