Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria en busca de la innovación

Más de 1.000 empresas y 850 ponentes se reúnen en la Barcelona Industrial Week para debatir los retos del futuro

Nuevos materiales, tecnologías futuristas e innovadores procesos de fabricación. Fira de Barcelona quiere dar cabida a los logros que la ciencia y la tecnología consiguen año tras año, para presentárselos a la industria y potenciar la llamada "cuarta revolución industrial", la que viene de la mano de la transformación digital. Del 2 al 6 de octubre, el recinto de Fira en la Gran Vía de L'Hospitalet de Llobregat albergará ocho eventos simultáneos en un salón que nace para ser de referencia entre las empresas industriales, y que se celebrará anualmente.

El cambio tecnológico avanza deprisa y de forma exponencial, y lo demuestra el hecho, por ejemplo, de que lo que podíamos hacer con un teléfono móvil hace diez años está muy lejos de lo que podremos hacer dentro de diez más. La mentalidad de los empresarios industriales, sin embargo, no está acostumbrada a este cambio tan rápido. Al menos así lo ve Salvador Tasqué, director de Negocio Propio de Fira, quien tiene como objetivo crear una plataforma, la Barcelona Industrial Week, que impulse al sector. "Nuestra industria es muy local, y las posibilidades que ofrece la cuarta revolución industrial son una buena oportunidad para el cambio", asegura.

Para alcanzar la revolución digital, la Barcelona Industrial Week trazará un recorrido por todo el proceso, desde la idea del producto hasta su fabricación y comercialización, pasando por las posibilidades que ofrece la conectividad a Internet. Así, los visitantes, unos 50.000 según las previsiones de los organizadores, serán capaces de ver con sus propios ojos lo que ofrecen las nuevas tecnologías en cada segmento del desarrollo de un producto. El macro salón ocupará casi 70.000 metros cuadrados, tendrá 1.000 expositores y la participación de 850 ponentes.

El peso de la química

Sophia, el robot que fue a un 'late show'

En la Barcelona Industry Week participarán 850 ponentes, entre profesores, empresarios, científicos... Uno de ellos tiene un muy buen sentido del humor y sabe hacer algunas muecas muy expresivas, a pesar de que no es humano. Se trata de Sophie, un robot humanoide fabricado por la empresa Hanson Robotics que hablará sobre las ventajas de la convergencia de la inteligencia artificial y la robótica con otras tecnologías emergentes. Sophia es tan real que hasta fue al conocido programa de la televisión estadounidense dirigido por el cómico Jimmy Fallon.

Entre otras ponencias que situarán a la industria en medio de los debates sobre innovación, está la de Mikko Hyppönen, un experto en ciberseguridad que centrará su intervención en los peligros de los objetos conectados a Internet, un debate sobre la moneda virtual bitcoin, o la intervención de Carlos García-Galán, un astronauta de la NASA nacido en Málaga que tratará sobre la implantación de las nuevas tecnologías en el espacio.

En la industria española, el sector químico tiene un peso relevante. Está integrado por más de 3.000 empresas, representa el 12,6% del PIB industrial, y supone una cifra de negocio de 59.391 millones de euros, el 44,4% de los cuales surgen de las empresas de la provincia de Barcelona, según datos de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE).

El salón sobre productos químicos Expoquimia, un evento trianual que lleva más de cincuenta años celebrándose en Fira, está consolidado con sus 18 ediciones, y será una de las principales atracciones de la Barcelona Industrial Week. Reunirá a cerca de 400 empresas, entre ellas BASF, Repsol o Siemens. En el salón habrá novedades sobre sistemas digitales para la depuración y reutilización del agua o sistemas para la captura de CO2, además de un espacio dedicado a la biotecnología industrial. Expoquimia incluirá, por segunda vez, el certamen Smart Chemistry, Smart Future, con el que la patronal química quiere impulsar la innovación. Todo ello irá acompañado por los debates y reflexiones de más de 30 ponentes en el World Chemical Summit y el World Congress of Chemical Engineering, eventos también incluidos en la semana industrial en Barcelona.

Los dos eventos que acompañan a Expoquimia desde hace años son Equiplast y Eurosurfas. El primero, centrado en el sector del plástico, tiene como objetivo destacar las ventajas de este producto en los procesos industriales, e insistirá en la necesidad de minimizar su impacto medioambiental. El sector del plástico cuenta con más de 1.200 empresas y representa cerca del 19% de la cifra de negocio de la industria química. Eurosurfas, por otra parte, es el salón que reúne a las empresas de tratamiento de superficies. El evento llega a la 26ª edición, y reunirá 62 expositores de un sector en el que las empresas son familiares en un 90%. Esta característica no ha sido sin embargo un impedimento para que las compañías del plástico apostaran por la innovación, por ejemplo con superficies autolimpiantes o antibacterias, respondiendo a las demandas higiénicas y medioambientales de los clientes.

Aunque el sector químico tiene mucho peso local, el salón organizado por Fira de Barcelona no solo pretende responder a la demanda de las empresas y clientes españoles, sino que quiere incidir en el aspecto más internacional. Las exportaciones de las químicas españolas van al alza: supusieron el año pasado 32.473 millones de euros y, aunque fueron un 2,1% menor que el año anterior, las ventas a otros países tienen un crecimiento acumulado, desde 2007, del 41,9%.

Con todo, los organizadores del evento aseguran que para ampliar los horizontes de expansión internacional y de crecimiento económico (el sector prevé un crecimiento del 4,5% en 2030), la irrupción de las nuevas tecnologías en la industria no puede dejarse de lado. "Hemos apostado por reunir nuestros grandes eventos industriales con el fin de ayudar a promover la innovación en los procesos de fabricación y apoyar a las empresas en su transición tecnológica hacia una producción más eficiente, sostenible y competitiva", añade el director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga.

La inversión que hizo en 2016 el sector químico representó el 24,9% del total del sector industrial. Tasqué asegura que los industriales apuestan por la innovación, y cita un estudio del World Economic Forum que muestra que los ejecutivos de las empresas están convencidos que la revolución tecnológica llegará, y que en unos años veremos, por ejemplo, un coche producido totalmente por una impresora 3D. Esta tecnología será precisamente la protagonista de uno de los eventos de la semana, el IN(3D)USTRY, que contará con 44 ponentes y 55 expositores para discutir sobre las necesidades de sectores tan variados como la aeronáutica, el comercio al detalle o la salud.

Para impulsar la transformación digital, el Barcelona Industrial Week acogerá también el evento Internet of Things Solutions World Congress, que presentará las novedades en objetos domésticos o coches conectados a Internet. "El IoT es la solución a muchos sectores, desde el automovilístico al de la agricultura: ahora, con sensores conectados a Internet, se puede predecir por ejemplo las heladas en los campos frutales, y prevenirlas", explica Roger Bou, director de este salón.