Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Pantallas BLOGS Por CHIQUI DE LA FUENTE

Durmiendo con su enemigo

Cientos de mujeres son amenazadas diariamente por un tipo de violencia cobarde y que cada año se cobra más de medio centenar de víctimas solo en España. Denunciar desde el primer momento es clave

'Durmiendo con su enemigo' ('Sleeping with the enemy') 1991. Director Joseph Ruben.
'Durmiendo con su enemigo' ('Sleeping with the enemy') 1991. Director Joseph Ruben.

No solo le pasa a Julia Roberts ni solo es una película de terror psicológico. Es una realidad que viven a diario cientos, miles de mujeres, la mayoría de ellas en silencio. Ni siquiera puedo imaginar lo que puede sufrir una mujer cuando es la persona a la que más quiere la que está convirtiendo su vida un infierno.

Malinterpretando un supuesto amor por parte de su agresor, se aferran a que se trata de un momento de locura, a que "es un poco celoso" y que las quieren "demasiado", De esta forma, van asumiendo primero algunas faltas de respeto y bromas de mal gusto que no tienen ninguna gracia. Más tarde, algún pequeño empujón, aumentan las vejaciones y humillaciones verbales. Un día cualquiera, amanecerá con un ojo morado, el labio partido y la autoestima por los suelos.

Fundación B92 Fund. "2012. Una foto al día en el peor año de mi vida Ayúdame. No sé si lo podré hacer mañana". Agencia Saatchi & Saatchi, Serbia.

Este tipo de violencia es tan cruel que hace creer a las víctimas que ellas son las culpables y que se lo merecen. Antes de reconocer que han sido agredidas por su pareja dirán que se han dado con el pico de un armario de la cocina, se han caído por las escaleras o se pondrán gafas de sol que les cubra toda la cara.

ONG BFF. “Miles de mujeres se caen por las escaleras cada día. ¿Realmente te lo crees? Detén la violencia doméstica, habla con nosotros”.  Agencia Young and Rubicam, Alemania.

Se ven envueltas en una espiral que les lleva a no denunciarlo o denuncian para después retirar la denuncia, haciéndose un flaco favor. La sumisión enfermiza que muestran hacia el agresor hace que este se envalentone y que su despotismo se acentúe y vaya a más.

Durmiendo con su enemigo ampliar foto

ONG APAV. "El silencio duele". Agencia JWT, Portugal.

Tampoco ayuda el silencio de las personas de su entorno. Callar a sabiendas de que se están produciendo hechos de este tipo es una verdadera canallada. No es colocarse al mismo nivel que el agresor, pero es equiparable a justificarlo, y este tipo de agresiones, ya sean verbales o físicas, no tienen justificación alguna.

Fédération Nationale Solidarité Femmes. “Violencia doméstica. Quedarse quieto es participar”. Agencia WCIE, Francia.

Y si esto pasa en Occidente, con leyes punitivas, reconocimiento del problema, campañas de concienciación y un rechazo social ampliamente generalizado, no puedo imaginar cómo debe ser la vida de algunas mujeres en culturas más laxas con este tipo de problemas. Parece que ahora empiezan a preocuparse por el asunto.

Durmiendo con su enemigo ampliar foto

King Khalid Foundation*. "Hay cosas que no se pueden tapar. Luchando juntos contra el abuso a las mujeres". Agencia Memac Ogilvy, Arabia Saudí.

* Primera publicidad sobre la violencia machista en ese país.

Otra derivada de estas actitudes violentas son los niños. Ellos también sufren la agresividad que flota en el ambiente viendo sufrir a sus seres queridos Y eso, cuando no son víctimas directas de alguna agresión física o algo peor.

ONG Frauenzentrale. "La violencia doméstica raramente tiene una sola víctima. No permitas que llegue tan lejos". Agencia Publicis. Suiza.

Es muy importante reconocer los primeros síntomas de un maltratador, y en cuanto la violencia empieza a aparecer, denunciar. Desgraciadamente, la conducta de estos cobardes no va a cambiar; al revés, cada vez será más y más agresiva.

National Domestic Violence Hotline. “Raramente se detiene”. Agencia Y&R, EE UU

El dato es estremecedor: 1 de cada 3 mujeres del mundo sufre o sufrirá algún tipo de violencia física o sexual en el transcurso de su vida. Una ONG danesa, Care Normay, se pone en la piel de una niña que no ha nacido todavía y le explica a su futuro padre el calvario que va a sufrir por el simple hecho de haber nacido niña.

ONG Care Norgay. "Querido Papá". Agencia Schjærven, Noruega.

Y es que, desgraciadamente, la violencia machista y el maltrato hacia la mujer se presentan como una lacra difícil de erradicar, que solo se podrá eliminar con una educación adecuada. 

Durmiendo con su enemigo ampliar foto

ONG Amnistía Internacional. “La violencia machista está todavía de moda. Denúncialo en www.amnesty.fr“. Agencia TBWA, Francia.

Por cierto, el 016 es el número de teléfono de atención a víctimas de malos tratos por violencia de género. Es gratuito y no aparece en el recibo telefónico. Si lo necesitas, úsalo, por favor.

Durmiendo con su enemigo

Más información