Sareb aumenta su facturación un 21% en el primer semestre

El banco malo reconoce que la mejora del mercado inmobiliario ha impulsado sus ingresos

Viviendas en venta en Almería.
Viviendas en venta en Almería.

Sareb, el conocido como banco malo que agrupa los activos inmobiliarios tóxicos de la banca, logró unos ingresos de 1.710 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 21% respecto al mismo periodo de 2016, según ha informado la entidad.

Más información
La Sareb estudia crear una socimi, una sociedad para sus activos de alquiler
Sareb vende 2.700 viviendas en 20 provincias costeras desde 27.500 euros
La Sareb vendió 14.000 inmuebles en 2016 y pondrá en el mercado 1.500 viviendas al año
La Sareb pone en alquiler 1.100 viviendas en toda España
El Gobierno modifica la legislación para dar un respiro al ‘banco malo’
La Sareb negocia con 10 promotores para construir 1.100 viviendas nuevas

La mejora de los ingresos se debe al impulso comercial y a la mejora en la gestión de la cartera de préstamos, así como a la recuperación del mercado inmobiliario en España. Los ingresos derivados de la gestión y la venta de inmuebles se situaron en 535 millones de euros, lo que supone un 40% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente.

Los ingresos de la gestión de la cartera de préstamos al promotor, asumidos por Sareb durante la reestructuración bancaria, subieron un 13% durante el semestre y se mantuvieron como la principal fuente de generación de ingresos de la sociedad, al situarse en 1.165 millones de euros. Además, la compañía contabilizó 10 millones de euros por otros ingresos.

Las unidades vendidas durante la primera mitad del año se situaron en 9.740 activos, lo que supone un 70% más que en las mismas fechas del año anterior.

Los resultados de la colaboración con los acreditados, los llamados Planes de Dinamización de Ventas (PDV), fueron "especialmente positivos", pues fruto de estos acuerdos y de la liquidación de colaterales de los préstamos la compañía facilitó la venta de 4.180 unidades desde el balance del promotor, un 75% más que en el mismo semestre de 2016.

La desinversión crece un 70%

La desinversión de inmuebles propios de Sareb creció un 68% en el primer semestre, hasta alcanzar las 5.560 unidades, de las que cerca de dos tercios correspondieron a activos residenciales, mientras que las operaciones de suelo se saldaron con la venta de 550 unidades.

A través de las siete campañas que desarrolló Sareb durante el primer semestre se comercializaron unos 880 inmuebles por un importe total cercano a los 114 millones de euros.

En cuanto a los proyectos de nueva construcción, entre suelos en desarrollo y proyectos aprobados para promover en suelos propios la compañía está desarrollando 4.326 viviendas, de las que ya se hancomercializado 1.131 unidades entre viviendas escrituradas y reservadas.

"Entorno favorable"

"El favorable entorno económico e inmobiliario y la estrategia comercial puesta en marcha por la compañía, con el apoyo de los cuatro 'servicers' asociados, está permitiendo mejorar la velocidad del negocio y elevar el ritmo de desinversión", ha apuntado el presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.

Sareb se encuentra inmersa en la constitución de una socimi que explotará una parte de sus activos en alquiler, Témpore Properties, proyecto del que ya se han dado los primeros pasos. La consultora CBRE ha comenzado ya el análisis y la valoración de la cartera de este vehículo de inversión, que está previsto que empiece a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) antes del año próximo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS