América Latina mete primera

El sector del motor regional vislumbra la luz al final de túnel tras años de declive en ventas, sobre todo en Brasil y Argentina

Vehículos en una de las circunvalaciones de São Paulo
Vehículos en una de las circunvalaciones de São PauloCRIS FAGA / NURPHOTO

No es que sea para tirar cohetes, pero los más recientes datos de la asociación de concesionarios brasileños (Fenabrave) muestra un repunte de las ventas de automóviles del 4,9% en los primeros seis meses de 2017 frente al mismo periodo del año anterior. El dato no indica en absoluto que la recesión en Brasil haya acabado, pero supone un poco de aire para un sector atenazado por la alta inflación y el fin de un modelo económico que subsidiaba el consumo. El precario repunte de Brasil es clave, además, para la recuperación del sector en Argentina, país que exporta más del 60% de su producción a su socio del Mercosur.

Antonio Megale, presidente de la patronal del motor brasileña (Anfavea) y de Volkswagen en el país, revisó al alza a principios de julio las previsiones de producción y ventas. De acuerdo a los nuevos cálculos, el sector prevé un incemento de la producción del 21,5% para este año —diez puntos por encima de lo previsto hace unos meses atrás—, hasta los 2,62 millones de vehículos. Ese aumento se verá absorbido por el crecimiento de las ventas externas (35,6%), mientras que la demanda interna no retrocederá pero tampoco subirá mucho, por lo menos no hasta 2018, que es cuando la mayoría de los informes de los analistas del sector prevé el punto de inflexión del mercado brasileño tras el declive que comenzó en 2012.

‘Pick up’ de moda

La Toyota Hilux es el quinto vehículo más vendido entre enero y abril pasado en toda América Latina y es la camioneta que ha simbolizado el paso del uso de estas pick up del medio rural al urbano. Hoy, en ciudades como Buenos Aires, São Paulo o Lima es frecuente ver estos modelos de doble cabina que incorporan más elementos de confort y seguridad a la par que mantienen la robustez. Junto a la Hilux, compiten en la zona la Volkswagen Amarok, Ford Ranger. Dodge Ram, Nissan Frontier (Navara) o Mitsubishi L200, entre otras.

Los brotes verdes brasileños se han notado bastante en Argentina, que ya en junio aumentó sus exportaciones un 36,1% respecto al mismo mes de 2016, según Adefa, la asociación local de fabricantes. En un comunicado, Joachim Maier, presidente del organismo y responsable de las operaciones de Mercedes Benz en el país austral, constató la mejora que viene registrando Brasil. “El comportamiento, conservador, de los últimos dos meses parece marcar una tendencia favorable respecto de la demanda del país vecino. Eso ha sido positivo para nuestros volúmenes de producción y exportación”, señaló el directivo.

Añadido al aumento de ventas, el mercado argentino se ha visto beneficiado por un plan pactado con el actual Gobierno del presidente Mauricio Macri para aumentar la producción del país a un millón de unidades anuales para 2023, con el objetivo paralelo de crear 30.000 nuevos puestos de empleo y reducir la dependencia de las exportaciones a Brasil, ampliando las ventas a otros puntos de la región como Colombia, Ecuador y México. El pacto firmado entre le Ejecutivo y la industria prevé una inversión de 5.000 millones de dólares hasta 2020. En Argentina se fabrican 26 modelos de al menos una decena de marcas y el objetivo es duplicar la oferta.

Los compactos lideran

En Argentina y Brasil, los dos mercados sudamericanos con una tradición de fabricación automovilística de más de medio siglo, los modelos compactos son los reyes en ventas. En parte porque las matriculaciones se concentran en las grandes urbes como Buenos Aires o São Paulo y en parte por el fuerte tirón de la clase media en ambos mercados, el Chevrolet Onix, el Volkswagen Gol, el Renault Sandero (Dacia en Europa), el Ford Ka y el Hyundai HB20 (i20 y Elantra) copan las listas de ventas. El Onix fue el más vendido en América Latina en 2016 y mantienen el liderazgo en lo que va de 2017, según la consultora Focus2move.

En la zona andina, al margen del hundimiento del mercado venezolano azotado por la crisis que vive el país, la bonanza le sonrió a Chile y Perú en el primer semestre del año mientras le fue esquiva a Colombia. Anac, la asociación del motor chilena, informó recientemente que las ventas de vehículos livianos y medianos se había incrementado un 16,1% durante el primer semestre y lo atribuía al lanzamiento de 49 nuevos modelos y un mayor acceso a préstamos para comprar automóviles. Con estos datos, Anac pronostica que las ventas al cierre de este año ascenderán a 330.000 unidades nuevas, un 8% más que en 2016.

En Perú, el mercado está yendo mucho mejor de lo previsto. “Ciertamente pensábamos que el escándalo del caso Odebrecht iba a afectar de forma muy negativa a la economía y al sector. Sin embargo, las ventas han subido en buena parte gracias al aumento de las líneas de crédito y a las agresivas ofertas de las marcas”, explica Eduardo Verde, de la asociación del automóvil de Perú (Aap). El peruano es un mercado dominado por las marcas asiáticas capitaneadas por Toyota pero con un fuerte ascenso de Hyundai y Kia en los últimos tiempos. Por primera vez desde 2012, año en que la economía peruana comenzó a desacelerarse a raíz del abaratamiento de las materias primas, Verde destaca un gran avance de las ventas de marcas de lujo, con vehículos con un valor de entre 35.000 y 40.000 dólares; y también de los todoterreno, que han compensado la leve caída de ventas de coches hasta junio.

Por contra, el mercado colombiano registró una desaceleración del 3.5% en el primer semestre, que la patronal Andemos atribuye a la menor actividad económica, el alto precio del dólar junto con el encarecimiento del precio del dinero y el deterioro en los índices de confianza del consumidor. Para el segundo semestre se proyectan al menos 130.000 matriculaciones para cerrar el año con un total de 243.000 unidades, 11.000 menos que en 2016. Sin embargo, el sector alberga alguna esperanza de que la cotización del dólar se estabilice en la segunda mitad del año y ello permita al menos igualar las ventas del año pasado. En Colombia destacan las ventas de Nissan, Kia y Toyota.

México, el mayor productor latinoamericano, ha cerrado el semestre con un aumento de las ventas acumuladas del 2,9%, según las cifras conjuntas de fabricantes y distribuidores (Amia y Amda). Nissan, General Motors y Volkswagen lideran el mercado. El sector mexicano, a la espera de lo que suceda con la inminente renegociación del tratado de libre comercio con EEUU y Canadá, cuenta con buenas perspectivas sostenidas por la demanda interna, la inversión extranjera y las exportaciones. Diversos análisis calculan que el país producirá casi cinco millones de vehículos de 13 marcas para 2020.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50