Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft anuncia 3.000 nuevos despidos

La tecnológica estadounidense tiene en marcha una reestructuración para concentrarse en los servicios de gestión de datos

Sede de Microsoft en Redmond, Washington
Sede de Microsoft en Redmond, Washington AP

Satya Nadella da un nuevo giro de tuerca al plan estratégico para que Microsoft pueda competir en el negocio de la gestión de datos. Con esta intención procede a una reestructuración que va a afectar de lleno a los equipos de dedicados a las ventas y la mercadotecnia. El ajuste, ha informado este jueves la compañía, afectará a 3.000 empleados. Tres cuartas parte de los despidos se realizarán fuera de Estados Unidos.

Microsoft ya comunicó en una nota interna a los empleados el detalle de cómo iba a proceder a reestructurar estas dos unidades para concentrar cada vez más el foco en el servicio de computación en la nube Azure. El anuncio se hace coincidiendo con el inicio del nuevo ejercicio fiscal 2018, que en su caso arrancó el primero de julio. La compañía cuenta con 121.000 empleados.

El ajuste, por tanto, es menor cuando se compara con la plantilla global pero es un nuevo paso que busca reducir la dependencia de Microsoft en el negocio tradicional de programas para el consumo de masa. En su lugar busca reforzar los servicios a empresas, grandes y pequeñas. Así busca dispersar el uso de su tecnología frente a la de competidores como Amazon y Google.

Aunque el servicio Azure es en este momento el principal competidor de Amazon Web Services, los ingresos que generan seguirán siendo claramente inferiores a la de su gran rival en la nube. La nueva estructura persigue, por tanto, poder convencer a los gestores de estos sistemas para que adopten su tecnología de gestión de datos electrónicos, convertida en la nueva materia prima.

Los últimos resultados trimestrales publicados por Microsoft muestran que las ventas del servicio Azure crecieron un 93%. Hace un año la compañía de Redmond (Washington) anunció un ajuste de plantilla que afectó a 2.850 empleados. Aquella reducción estaba relacionada con la división de móviles y elevó a 4.700 despidos el total planificado por Nadella. En enero le sumó otros 700 despidos.

Más información