Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo chileno Luksic denuncia a las autoridades por el “expolio” del Popular

Invirtieron 113 millones en acciones del banco y alcanzaron el 3,45% del capital

Una mujer pasa ante una oficina del Popular.
Una mujer pasa ante una oficina del Popular.

La familia chilena Luksic, la más rica de ese país, invirtió 113 millones de euros en comprar el 3,45% del Banco Popular. En su opinión, las autoridades comunitarias y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), han permitido “el expolio del Popular”. Por esta razón, este grupo inversor ha presentado un recurso contencioso administrativo contra el FROB ante la Audiencia Nacional el pasado 21 de junio, porque podría “haberse excedido” en sus competencias al aplicar la resolución de Popular.

Ahora ultima un recurso de primera instancia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por la decisión de la Junta Única de Resolución (JUR) de resolver el Popular, porque consideran que la medida “fue desproporcionada y de carácter nulo porque el banco era solvente. No se debía haberle cortado la liquidez.

El asunto ha quedado más claro viendo cómo se han comportado las autoridades con los bancos italianos”, según Ignacio Bulnes, representante del grupo inversor de la familia chilena. Luksic, que ha contratado al despacho de abogados Roca Junyent, pedirá la nulidad de la venta al Santander y la devolución de las acciones a sus dueños originales.

Declaraciones negativas de la JUR

Además, el grupo chileno estima que las declaraciones de la presidenta del Mecanismo Unico de Resolución (MUR), Elke König, fueron “desafortunadas”, ya que contribuyeron a agravar la crisis de liquidez. “La JUR, en vez de ser parte de la solución, fue parte del problema”, agregaron. También han criticado a Emilio Saracho, expresidente de la entidad, porque consideran que le perjudicó con las declaraciones y con inacción durante su mandato. Aún no han tomado la decisión de ir contra él.

La familia chilena cuestionó la valoración dada al Popular de entre 2.000 y 8.000 millones de euros negativos por un experto y criticaron el oscurantismo que ha guiado toda la operación. Han pedido todos los documentos elaborados por las autoridades para plantear su defensa. Pese a que este grupo mantiene relaciones de amistad con el grupo mexicano Del Valle, Bulnes aseguró que nunca estuvieron coordinados para hacer planes comunes en la entidad.

Respecto a la posibilidad de que se puedan unificar las querellas, Bulnes ha apuntado que se han puesto en contacto con Félix Revuelta, presidente de Naturhouse y el despacho de abogados de Javier Cremades, que lleva la denuncia la Asociación Española de Accionistas Minoritarios (Aemec). Por el momento no han tomado ninguna decisión al respecto, pero que lo están evaluando.