Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno espera no gastar todo lo comprometido en el pacto de Presupuestos

Ciudadanos, PNV y los partidos canarios estiman inversiones de hasta 6.300 millones aún este año

Melisa Rodríguez, portavoz adjunta de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, orienta a los diputados de su partido a elegir "sí" en una de las votaciones presupuestarias.
Melisa Rodríguez, portavoz adjunta de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, orienta a los diputados de su partido a elegir "sí" en una de las votaciones presupuestarias. EL PAÍS

Los cálculos sobre el coste de los pactos que ha firmado el Gobierno con el bloque de centroderecha del Congreso para aprobar los Presupuestos son difusos e imprecisos. Van desde los 6.300 millones de euros solo para este año, si se suman las estimaciones de Ciudadanos, PNV y los dos partidos canarios; hasta los cerca de 2.000 millones de fuentes del Ejecutivo. Desde el Gobierno explican que no podrán gastarse todo el dinero comprometido en estos pactos porque el Presupuesto se aprobará en junio, cuando ya ha transcurrido medio año y apenas da tiempo a poner en marcha los programas.

El Gobierno de Mariano Rajoy tiene encarrilada la aprobación del techo de gasto y los Presupuestos de 2018. Los acuerdos que ha alcanzado con Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias para las cuentas de este año acercan el objetivo. El Gobierno ha comprometido con estas formaciones políticas gastos e inversiones por un importe conjunto de cerca de 15.000 millones de euros hasta 2023, según las cifras aportadas por estos partidos. Pero estos datos son flexibles como un junco y varían en función de quién los esgrime.

Solo el acuerdo con los nacionalistas vascos para actualizar el cupo sumaría 2.500 millones en los próximos cinco años. A esto habría que añadir otros 3.380 millones para las inversiones para impulsar los tramos pendientes del AVE del País Vasco. Pero, en realidad, las cuentas de este año apenas cargarán con una décima parte de esa cifra. La actualización del cupo se reparte entre varios años. Las inversiones también son a varios ejercicios.

Ciudadanos ha conseguido pactar gastos por 4.087 millones para este año, la mitad para fines sociales. Para los Presupuestos de 2018, el partido de Rivera espera imponer partidas presupuestarias por 7.950 millones.

Los principales acuerdos

El PNV brindó su apoyo a los Presupuestos tras conseguir que el Gobierno accediera a actualizar la cuantía del cupo vasco. Gracias a este acuerdo el Ejecutivo vasco rebajará en 300 millones anuales la aportación de Euskadi a la Hacienda común en los próximos cinco años. Además, recibirá 1.400 millones por los cinco años anteriores que transcurrieron sin actualizarse este cálculo. No obstante, esta cuantía se compensará con las cantidades a pagar por el Gobierno vasco en los próximos años. En el pacto también se incluyen inversiones por importe de 3.380 millones para impulsar el AVE vasco.

Ciudadanos, por su parte, negoció un acuerdo de poco más de 4.000 millones. La mitad corresponden a políticas sociales. Entre ellas, 1.200 millones a programas para parados de larga duración, o 500 para un complemento salarial para jóvenes.

Coalición Canaria ha conseguido inversiones y actualizar el régimen fiscal canario por 500 millones. Y Nueva Canarias, elevar la subvención para el desplazamiento desde las islas.

El acuerdo con Ciudadanos está repleto de salvedades. La partida de 500 millones para I+D son, en realidad, créditos que podrían quedarse sin ejecutar. El partido naranja también ha arrancado otros 500 millones para financiar un complemento salarial para los trabajadores jóvenes con menos ingresos. Pero este mecanismo está sin diseñar y sin el visto bueno de Bruselas, que tiene que facilitar los fondos.

Hay, sin embargo, otros compromisos que son más fáciles de poner en marcha. Como la financiación de las ayudas para el transporte entre las islas acordado con Nueva Canarias, o la actualización del sistema fiscal canario (REF) pactado con Coalición Canaria.

Fuentes de la comisión de Presupuestos del Congreso explican: "Son compromisos que deben ser reflejados en el futuro en un instrumento como el de los acuerdos de cupo, en comisión mixta... así que en realidad no se incluyen en los Presupuestos generales del Estado". "Hay compromisos pendientes de la Administración del Estado, que efectivamente dependen de que el PP siga en el poder para cumplirlos. Esa sensación la hemos tenido todos", señala un diputado que ha participado en las negociaciones.

Hacienda rechaza ofrecer una cifra del coste de los acuerdos políticos. Fuentes gubernamentales explican que ahora corresponde a los otros partidos políticos vender sus éxitos en las negociaciones. Pero reconocen de que el coste para las arcas públicas es inferior al que se está aireando.

Recuerdan, por ejemplo, que los Presupuestos que acaban de recibir el visto bueno del Congreso se publicarán definitivamente en el Boletín Oficial del Estado a finales de junio y entrarán en vigor en pleno verano. Apenas dará tiempo a poner en marcha y desplegar muchos de los programas que se han acordado. "Y los partidos lo saben, pero el acuerdo es global", recalcan dando a entender que estos acuerdos se completarán en los Presupuestos de 2018 que se comenzarán a negociar tras el verano. Además, explican desde el Ejecutivo, algunos de los acuerdos eran sobre políticas que ya estaban previstas para este año o el próximo.

Toni Roldán, portavoz de economía de Ciudadanos, lo explica: "Tenemos un compromiso orientativo, que acordamos porque nos parecía sensato dado que el primer año era muy difícil en sentido presupuestario, y esperamos que el próximo año haya un compromiso mayor".

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, también lo dejó claro el pasado viernes tras el consejo de ministros: "Estos Presupuestos no otorgan ni cheques en blanco ni cheques sin fondo".