Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PdeCAT ayudará al Gobierno a convalidar el decreto de la estiba

Los soberanistas catalanes pactan abstenerse para permitir la aprobación de la norma

Estibadores del Puerto de Pasaia, durante una protesta
Estibadores del Puerto de Pasaia, durante una protesta EFE

Los ocho diputados del PdeCAT (antigua Convergència) salvarán al Gobierno y permitirán el jueves la convalidación del decreto sobre la estiba en el pleno del Congreso. Los diputados soberanistas han negociado y pactado con el Gobierno y se abstendrán para que la norma sea aprobada y supere el trámite parlamentario.

El diputado del PdeCAT Ferran Bel explicó a este periódico que ha negociado desde hace semanas con los ministros de Fomento y de Empleo, Íñigo de la Serna y Fátima Bañez, respectivamente. El acuerdo permitirá que el Gobierno supere esta vez el escollo en el que se atascó el pasado mes de marzo. Para eso necesitará la mayoría simple de la Cámara, es decir, más votos a favor que en contra.

El decreto tiene asegurados los 137 del PP y los cinco del PNV. Ciudadanos se abstuvo entonces en el último momento al comprobar que el PP perdía la votación, pero ahora el Ejecutivo da por hecho que votará a favor. El Gobierno tendría 174 votos, frente a 168 en contra y la abstención de los ocho de los soberanistas catalanes.

Este acuerdo supone un cambio político notable en lo que va de legislatura, porque las relaciones entre el Gobierno y el PdeCAT han sido casi inexistentes. Por ejemplo, el PP se empeñó en impedir que tuvieran grupo parlamentario propio y por eso forman parte del Grupo MIxto y los enfrentamientos a cuenta del proceso independentista han sido notables. Solo han coincidido ocasionalmente en votaciones y casi por puro azar. El anterior portavoz, Francesc Homs, fue condenado por la consulta del 9-N y obligado por el Tribunal Supremo a dejar el escaño. Le sustituye como portavoz Carles Campuzano, de larga trayectoria en la Cámara.

Bel explica que su interés principal en la negociación era cumplir la sentencia europea de la estiba, para dejar claro el espíritu europeísta de su partido. Asegura que han mantenido reuniones con sindicatos y empresas afectadas.

En la negociación, el PdeCAT pidió primero que los estibadores pudieran trabajar con vehículos nuevos, suprimiendo el artículo 155 de la ley de puertos y evitar un ajuste del 20% en las plantillas de Barcelona y Tarragona.

También que se regule la formación y las prácticas en los puertos. Que se puedan negociar convenios en cada uno de los puertos, facilitando la negociación colectiva de los estibadores.

Han logrado que se elimine la exención de cotización primada a contratos de menos de siete días, lo que según los soberanistas favorecía los contratos de muy corta duración.

Por último, que se introduzca la habilitación para el desarrollo reglamentario, es decir, que puntos que queden pendientes puedan regularse luego en normas de menor rango.

Próximas huelgas

Tras el paso dado por el Gobierno, los sindicatos de estibadores han presentado este sábado un preaviso para ocho jornadas de huelga, cuatro de ellas en mayo y otras tantas en junio. Las movilizaciones se llevarán a cabo entre el próximo día 24 de mayo y el 9 de junio, concretamente todos los lunes, miércoles y viernes en horas impares, según han señalado a EFE fuentes sindicales. Los días de huelga serán el 24, 26, 29 y 31 de mayo, y el 2, 5, 7 y 9 de junio.

Los sindicatos de estibadores rechazan "de manera absoluta y enérgica" el nuevo real decreto-ley y dicen sentirse "engañados" por no haber sido consultados antes de su aprobación, lo que, según su criterio, "es justo lo contrario al compromiso que adquirió el Gobierno".

Las organizaciones sindicales anticiparon ayer, en un comunicado, que, si el texto no garantiza la estabilidad en el empleo para todos los trabajadores y la profesionalidad de la estiba, se plantean acciones contundentes como el ejercicio del derecho a la huelga.