Seopan

Las constructoras ven posible una solución para las autopistas quebradas sin coste para el Estado

Seopan apuesta por acuerdos individuales por cada vía de peaje en quiebra que evite el desembolso de unos 5.000 millones a los contribuyentes

Vista aérea de la autovía del Cantábrico.
Vista aérea de la autovía del Cantábrico.

El presidente de la Asociación de empresas constructoras y concesionarias de infraestructuras Seopan, Julián Núñez, cree que todavía es posible un acuerdo que evite el rescate de las ocho autopistas en quiebra. La solución, como ha asegurado este jueves Núñez, pasa por acuerdos individuales con cada vía que evite que el Estado tenga que pagar más de 5.000 millones de euros, según los cálculos de Seopan.

"Es un problema sin resolver desde 2004", ha insistido el presidente de la patronal. El elevado coste que tendría la liquidación de las vías, en opinión de Núñez, es "algo que España no se puede permitir". Para evitar esto, Seopan propone que el Estado acepte alguno de los convenios presentados por los accionistas de las concesiones que están en fase de concurso. Otra alternativa es, según el presidente, que se acepte reestructurar la deuda acumulada. Un débito del que el 80% está en manos de fondos de inversión. "La voluntad del Gobierno es fundamental para lograr una solución. Si no tiene intención de buscar una alternativa, iremos a la disolución", ha dicho Núñez.

Más información

Asimismo, el presidente de Seopan ha recordado que lo que ocurrió con el rescate de las autopistas, no fue tal. "Lo que se hizo fue aplicar la ley", ha argumentado. Además, ha lamentado que no se le hubiera dado la misma respuesta que a las cajas de ahorros: "Si se hubiera hecho como con los bancos, el problema estaría ya casi solucionado".

Los cálculos sobre el coste que supondría para el Estado la disolución de las autopistas en quiebra recogen 4.032 millones de euros por la responsabilidad patrimonial de la administración pública, 625 millones por la participación y costes de compensación no recuperables, así como otros 1.000 millones de sobrecostes de expropiación con cargo al Estado. "El Gobierno tiene la responsabilidad de encontrar una solución que evite el pago del contribuyente", ha afirmado Núñez.

Pacto de Estado de infraestructuras

La patronal de constructoras y concesionarias cree que lo mejor es que haya un pacto de Estado en infraestructuras. "Estamos en niveles muy inferiores a lo que se necesita. En 12 años ha habido tres planes de infraestructura, que coinciden con los cambios de Gobierno. Es importante que se fijen las prioridades entre otros y se pacten las necesidades", ha asegurado Núñez.

El presidente de Seopan ha reclamado además que se deje la política a un lado y se planifique a largo plazo los proyectos en este sentido. "La maduración media de cualquier obra civil es de unos diez años, por eso es necesario una estrategia a largo plazo", ha dicho.

La patronal ha presentado asimismo este jueves el informe de 2016 en el que se ha registrado una bajada del 32% en la contratación pública, hasta los 3.280 millones de euros. Esto supone el mínimo de la serie histórica, según recoge el informe de Seopan. La licitación también decreció, en su caso un 4%, mientras que las concesiones se desplomaron un 74%, con 166 millones de euros. Esto equivale al 2% de lo licitado en 2007, antes de la crisis.

En cuanto a las previsiones de 2017, los primeros meses del año mantienen la tendencia a la baja. Eso sí, dependerá de los Presupuestos Generales del Estado que se aprueban, en principio, este viernes. A pesar de ello, la patronal prevé que la obra civil caiga de nuevo en torno al 12%, según ha afirmado el presidente de Seopan.

La patronal cree que se retrasará la liquidación de las radiales

Seopan espera que la liquidación de las autopistas de peaje en quiebra se dilate en el tiempo. Así lo ha manifestado el presidente de la patronal, Julián Núñez, que considera que el precedente de Ciralsa, con la circunvalación de Alicante, se puede aplicar para demorar el proceso de la R-3 y R-5 de Madrid.

En concreto, Núñez ha detallado que de las ocho vías de peaje en crisis, tres de ellas están en fase de liquidación. Eso sí, el presidente ha matizado que una de ellas, la del acceso a Madrid (R-3 y R-5), "podría tener un pronunciamiento parecido al de Alicante en breve", ha afirmado. De esta forma, la justicia dilataría el procedimiento y no se llegaría, al menos por el momento, a la liquidación.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50