Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco González: “El camino para crear riqueza no es limitar el libre comercio”

El presidente de BBVA advierte de que la transición digital “va a ser dura para muchísimas personas”

En la junta de accionistas del BBVA, celebrada en el Palacio de Euskalduna de Bilbao, su primer ejecutivo, Francisco González advirtió del “alto riesgo geopolítico por los problemas estructurales globales” entre los que citó al “desempleo tecnológico, la desigualdad, las migraciones y la demografía”. Y añadió: “El riesgo geopolítico está creciendo porque en muchos países se están buscando soluciones fáciles y unilaterales para problemas complejos. Soluciones que pasan por limitar el libre comercio y el movimiento de personas y coartar la iniciativa privada para proteger producciones o empleos locales. Y ese no es el camino para crear riqueza”, en una clara referencia a la política que está llevando a cabo la Administración Trump, aunque no mencionó directamente al presidente estadounidense.

Francisco González, presidente del BBVA, en la junta de accionistas del banco. Ampliar foto
Francisco González, presidente del BBVA, en la junta de accionistas del banco.

González comentó que es negativo que las personas sientan que sus empleos “son más inseguros y vulnerables ante la globalización y el avance tecnológico”, para lo que pidió “políticas coordinadas en el ámbito global”, que incluyan mejora de la educación, fomentar el desarrollo científico y la innovación.

Y lanzó una dura advertencia: “El avance tecnológico llevará, a medio plazo, a un mayor crecimiento y bienestar. Pero la transición va a ser dura para muchísimas personas, sectores y países. De ahí la importancia del papel de Administración para minimizar estos riesgos que vemos en todo el mundo”.

En cuanto a España, el líder del segundo banco español admitió que esperaba “que mantenga su liderazgo en Europa, con un crecimiento del PIB del 2,7%”. Señaló que “en el contexto actual de mayor estabilidad política permite que España tenga más voz y más peso en las decisiones clave que Europa ha de tomar este año y recupere su presencia en Latinoamérica”.

Indirectamente alabó la gestión del Gobierno al comentar que “mantiene un crecimiento sano, que está permitiendo crear mucho empleo: más de un millón y medio de empleos en los últimos tres años, la mitad de los perdidos en la crisis”. González reconoció que España “está pasando por un buen momento”, si bien admitió que la cifra de paro “todavía es muy alta y tenemos que seguir trabajando para reducir esa cifra. No hay que bajar la guardia y hay que seguir el proceso de reformas”.

Explosión en el cambio tecnológico

El BBVA ganó en 2016 3.475 millones, un 31,5% más, gracias a las menores provisiones y mayores ingresos. González, en un discurso donde utilizó abundantes palabras en inglés, alabó la cuenta de resultados del año pasado y se centró en el desarrollo tecnológico del banco, como es habitual en estas citas. El presidente de la entidad afirmó que “desde hace al menos una década, hablo de la gran reconversión que la industria financiera tiene que afrontar”, aunque sus primeras palabras sobre este asunto proceden de 2001.

Dijo que durante años “hemos estado solos en este camino”, y explicó lo que han ido haciendo desde 2007 con detalle. “Ya tenemos herramientas, equipos y estructuras de vanguardia en nuestra industria y se puede decir que hemos terminado la larga etapa de preparación”. A continuación, afirmó que el banco está en la “fase de ejecución de ese plan. En los próximos tres años, 2018 a 2020, veremos el despliegue de los proyectos de ese plan; ya tenemos resultados, tangibles, muy relevantes, pero los años que vienen serán los de la explosión de las realizaciones y los resultados”. Los analistas han reclamado en muchas ocasiones la rentabilidad de los miles de millones que el BBVA ha admitido invertir anualmente. Hasta ahora, el BBVA no ha mejorado la eficiencia (lo que gasta por cada cien euros que ingresa): en 2016 fue del 51,9% frente al 51,3% de 2014.

Por otro lado, Carlos Torres, consejero delegado, arrancó el discurso con un “egun on danori", buenos días a todos, desde Bilbao, donde fue fundado este banco”. Torres también desarrolló la experiencia digital de la entidad y comentó que el nuevo propósito del BBVA era poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era, es decir, lograr un impacto positivo en la vida de las personas”.

En las intervenciones de los accionistas, destacaron los representantes de los trabajadores que afirmaron que se han producido 743 despidos hasta septiembre pasado y denunciaron presiones enormes en la plantilla.

Más información