Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unilever cae en Bolsa tras la retirada de la oferta de compra por parte de Kraft Heinz

La expectativa de posibles movimientos en el futuro mantiene el valor de las acciones por encima del nivel previo a la oferta

Un taxi publicitario, a la puerta de una plana de Unilever en Trent.

El cortejo de Kraft Heinz a Unilever para crear un coloso de la alimentación no ha durado más que un fin de semana. Las acciones de la compañía anglo-holandesa, propietaria de marcas como el jabón Dove o los helados Magnum,  cayó este lunes con fuerza en Bolsa —hasta un 8%— después de que la estadounidense, famosa por las enseñas Oscar Mayer o el kétchup Heinz, anunciara el domingo por la tarde que retiraba su oferta, mal recibida en el seno de la firma europea.

Unilever advirtió el viernes, cuando se hizo público el interés de Kraft, de que los 143.000 millones ofrecidos por Kraft infravaloraban en valor del grupo, pese a suponer una prima del 18% sobre el precio de cotización en el parqué. La estadounidense, no obstante, dio señales de que aquello no había hecho más que comenzar y señaló en un comunicado que esperaba seguir trabajando con la firma que pretendía comprar para poder consensuar los términos del acuerdo de fusión.

48 horas después, sin embargo, el grupo prácticamente controlado por el millonario Warren Buffett y el grupo brasileño 3G Capital desistió. "Kraft Heinz ha acordado de forma amistosa retirar su propuesta para la combinación de las dos empresas", señaló en un comunicado, en el que aprovechó para expresar "el máximo respeto a la cultura, estrategia y liderazgo de Unilever". Según fuentes conocedoras del proceso, citadas por Bloomberg, Buffett y el fondo brasileño 3G Capital no querían llevar a cabo la operación de forma hostil, sino consensuada, y no vieron opciones de ello.

La fusión que no llegó a fraguarse calentó el valor de las acciones del Unilever el viernes en la Bolsa de Londres y la encareció un 13%, algo más de los que se han llegado a contraer este lunes, lo que refleja un cambio de percepción respecto a la compañía angloholandesa: la operación con Kraft no ha salido adelante, pero esta u otra oferta puede llegar de nuevo a las puertas de este grupo. Tras la retirada de la oferta, según la legislación de Reino Unido, Unilever tiene una protección de seis meses, pero una vez transcurrido este periodo Kraft podría volver a la carga.

La alianza entre Unilever y Kraft (que en 2015 se fusionó con Heinz) hubiese resultado una de las mayores operaciones de fusión de la historia empresarial y hubiera alumbrado el segundo gran grupo del sector de la alimentación, por detrás de la suiza Nestlé. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información