Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sabadell reafirma su apuesta por México pese a la amenaza de Trump

El primer ejecutivo del banco español subraya que el potencial del país "sigue siendo el que era"

Banco Sabadell Ampliar foto
El consejero delegado del Sabadell, Jaime Guardiola (centro), y el director general en México, Francesc Noguera (izquierda), este miércoles. EFE

La amenaza de Donald Trump sobre la economía mexicana no varía ni un ápice los planes del Banco Sabadell en el país norteamericano. El consejero delegado de la cuarta entidad financiera española, Jaime Guardiola, ha reafirmado este miércoles en la Ciudad de México su estrategia de expansión en México y ha subrayado que el potencial de crecimiento de la segunda economía de América Latina "sigue siendo el que era" antes de la victoria del magnate republicano. "México es, por mérito propio, la mejor plataforma industrial del mundo. Y, pese a esta parada coyuntural, creemos que tiene un futuro muy positivo por delante", ha destacado Guardiola en un encuentro con los medios.

Tras la compra del banco británico TSB en marzo de 2015, México ha sido el segundo gran objetivo del plan de internacionalización del Sabadell. Hace un año, la entidad financiera se convirtió en un banco de captación y no solo de colocación después de obtener la licencia bancaria de las autoridades mexicanas, y para este 2017 tiene previsto lanzar su producto de banca personal. El banco con sede en Barcelona también espera que volúmenes de negocio en el país norteamericano crezcan con fuerza en el año en curso, hasta los casi 44.000 millones de pesos (2.160 millones de dólares) de crédito frente a los 34.000 del cierre de 2016. En el lado de la captación, Sabadell espera casi duplicar sus operaciones hasta más de 3.000 millones de pesos (150 millones de dólares).

"No vemos ningún síntoma de ralentización de la economía mexicana", ha subrayado Francesc Noguera, director general de Sabadell en México. Ni si siquiera la subida de los tipos de interés —en los últimos seis meses el banco central mexicano ha aumentado el precio del dinero en 200 puntos básicos, hasta el 6,25%, para hacer frente a la escalada inflacionista y la depreciación del peso frente al dólar— despierta dudas entre los ejecutivos del banco español. "Pese a la subida, las tasas de interés siguen estando en niveles históricamente bajos", ha destacado Noguera.

"Los últimos acontecimientos políticos, sobre todo la victoria de Trump, van a tener incidencia sobre México por el alto nivel de integración de ambas economías", ha subrayado Guardiola. "Pero no van a cambiar nuestros planes en México". El primer ejecutivo de la entidad ha defendido, además, el Tratado de Libre de Comercio de América del Norte (TLCAN), cuyo futuro pende de un hilo tras las promesas del magnate republicano de cancelarlo o, al menos, renegociarlo en términos más favorables para Estados Unidos, —"ha creado muchísimos beneficios en los tres países [EE UU, Canadá y México] y ha demostrado que los modelos de apertura comercial se imponen"—, y ha aprovechado la comparecencia para enviar un mensaje de calma ante los temores sobre la economía mexicana. "Hay pocos países con un futuro tan espléndido. Sus mayores riesgos son la corrupción, el narcotráfico y la inseguridad; no Trump".

El Banco Sabadell no tiene ningún plan de contingencia por lo que pudiera ocurrir con la economía mexicana a corto y medio plazo, según han reconocido este miércoles sus directivos. "La sensación es que la demanda de crédito, pese a la incertidumbre, sigue estando fuerte. Además, la situación de las finanzas públicas sigue siendo sólida", ha apuntado Guardiola. Sus declaraciones contrastan con las crecientes dudas internas sobre el déficit y la dinámica reciente del gasto público, claramente al alza.

De la "sobrerregulación" a una "fase menos exigente" para la banca

Cuestionado por la política de internacionalización de la entidad, focalizada en dos mercados —el británico y el mexicano— que se han visto sacudidos por sendos golpes geopolíticos poco después de que el Sabadell decidiese apostase por ellos, el primer ejecutivo de la entidad ha descartado cualquier riesgo en el horizonte. "Pese al Brexit y la posterior devaluación de la libra, el año en Reino Unido ha sido muy bueno. La reacción de su economía ha sido mucho mejor de lo previsto y eso se puede extrapolar al caso de México", ha incidido Guardiola en un claro alegato contra el catastrofismo. "La diversificación, además, nos permite el desacoplamiento de los ciclos económicos".

El consejero delegado del Sabadell también se ha referido a la polémica decisión de la nueva Administración estadounidense de iniciar el proceso de desmontaje del entramado regulatorio creado para evitar en el futuro episodios como el derrumbe de Lehman Brothers en 2008, detonante de la Gran Recesión. "La crisis financiera fue muy grande por la creencia de que la banca podría autorregularse. Luego hubo una cierta sobrerregulación y ahora entramos en una fase menos exigente, lo que dibuja una mejor perspectiva para el sector", ha cerrado Guardiola. "Estamos en el proceso de búsqueda del punto óptimo".