El Banco de España defiende Basilea ante el ataque de Trump

La regulación bancaria evita procesos de fugas de capitales, dice en un informe

Fachada de la sede del Banco de España en la plaza de Cibeles de la capital.
Fachada de la sede del Banco de España en la plaza de Cibeles de la capital.EFE

Un informe del Banco de España publicado este jueves defiende la regulación bancaria de Basilea como uno de los instrumentos que sirve para evitar turbulencias financieras motivadas por fugas de capitales, justo las que España sufrió durante la crisis soberana y las que acaban de padecer las economías emergentes.

Precisamente cuando Trump ha anunciado su intención de acabar con la regulación financiera de Basilea porque en su opinión frena el crédito, el Banco de España hace en un informe una mención somera pero taxativa de esta norma: destaca la capacidad que tiene para frenar la generación de burbujas al exigir mayores colchones de capital conforme entra dinero en los bancos. “Tanto el búfer [colchón] de capital contracíclico como los de liquidez recientemente establecidos por Basilea pueden desempeñar un papel muy importante en este sentido”.

Y concluye: “Es importante que las normas de reciprocidad entre países se apliquen tal y como está previsto en la legislación”. Esa reciprocidad se antoja esencial para que se implemente por igual en todas partes y no se intenten sortear estos requisitos regulatorios.

Más información

Esta defensa del Banco se suma a la que esgrimió el propio presidente del BCE: “Una de las principales razones de la crisis actual es el desmantelamiento de la regulación del sector bancario en los años previos a la crisis. Lo último que necesitamos es relajar la regulación financiera internacional. Eso sería preocupante. Muy preocupante”, dijo Mario Draghi el pasado lunes. Por otra parte, parece normal que los bancos centrales aboguen por Basilea, puesto que forman parte del comité que consensúa estas normas.

La regulación resulta muy importante si se atiende al tamaño de los activos financieros globales, que según el informe del Banco de España apenas se sitúa unos diez puntos porcentuales por debajo del 200% del PIB mundial, el máximo alcanzado en 2008. Y eso explica su capacidad para generar desequilibrios. Es más, el informe subraya que los ciclos financieros marcan más el ritmo de las fugas de capital que los habituales indicadores de actividad de la economía.

El servicio de estudios razona que lo normal sería que el capital acudiese a los países en los que hay mayores expectativas de crecimiento. Es decir, que las economías ricas financiasen a las emergentes. Sin embargo, esa no ha sido la evolución observada. El dinero ha ido a los países avanzados porque tienen una arquitectura financiera más sólida y entidades propias. Así que el informe recomienda que se fomente un sistema financiero propio y tener más deuda con acreedores nacionales y en moneda local, lo que evita estar a expensas del ciclo financiero. También resulta mucho mejor que el dinero foráneo entre como inversión directa, que siempre representa un compromiso más estable con el futuro de la economía.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50