Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talgo gana el ‘macroconcurso’ del AVE con una rebaja del 43% sobre la licitación

Renfe se ahorrará más de 1.200 millones con el Avril de Talgo, cuya oferta cuestiona Alstom

Vídeo promocional con las novedades del nuevo diseño de Talgo, entre ellas una fila de asientos adicional.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, confirmó este lunes que Renfe ha adjudicado a Talgo el macroconcurso convocado para la compra de hasta 30 trenes de alta velocidad y del servicio de mantenimiento de la nueva flota durante 40 años. La oferta ganadora por 1.495 millones de euros en el contrato ampliado supone una rebaja de hasta el 43% sobre el precio máximo de licitación, por lo que Renfe se ahorrará más de 1.100 millones de euros en la compra de de los AVE. Esta rebaja del precio ha sido puesta en cuestión por Alstom, otro de los fabricantes que aspiraba a llevarse el contrato, que estudia si impugna el concurso. 

El consejo de administración de la compañía ferroviaria se reunió a primera hora de esta mañana y acordó otorgar el mayor contrato de material rodante de la historia de Renfe al fabricante español, que se ha impuesto a la también española CAF, la alemana Siemens, y la francesa Alstom .

Patentes Talgo se ha impuesto con su tren de alta velocidad Avril tanto en la oferta técnica (29,6 puntos), como en la económica (137.768 euros por plaza y kilómetro recorrido durante la duración de contrato), que pesa 65 puntos. El tribunal ha constatado que la oferta presentada por CAF, que resultaba la más barata (83.507 euros) cuando se abrieron las plicas el pasado martes, contenía un error y, en realidad, se elevaba a 158.000 euros, casi el doble sobre el cálculo inicial.

CAF abarató su oferta por error en casi la mitad

La oferta de Talgo por el pedido original de fabricación de 15 trenes y el mantenimiento por 30 años es de 786,4 millones de euros, 22,5 millones de euros por tren, lo que supone una rebaja del 28% sobre el precio de licitación. Si se ejerce la opción del pedido ampliado, de 30 trenes y su mantenimiento por 40 años, la oferta se eleva a 1.495 millones de euros, un 43% de rebaja sobre la licitación que se elevaba a 2.642 millones de euros, según señaló el ministro. Los 15 trenes se entregarán en cinco años, aunque los 10 primeros ya estarán listos en 38 meses.

La mesa adjudicataria tampoco ha tenido en cuenta ahora las alegaciones de Alstom, que ha solicitado más información sobre la oferta ganadora por entender que contiene contradicciones tanto en la oferta técnica como en la económica. El fabricante francés duda que el Avril cumpla los criterios de confort, al añadir un asiento por fila hasta los cinco, lo que le permite ofrecer más plazas que sus rivales (521). En la segunda, entiende que el precio ofertado por el mantenimiento es un 30% inferior al que cobra actualmente Talgo por sus trenes. El ministro de Fomento reconoció que Alstom ha pedido aclaraciones sobre el concurso, pero ignora si impugnará el proceso. "Es normal que surjan estas discrepancias en un contrato de este tipo".

Vista de perfil del Avril de Talgo.
Vista de perfil del Avril de Talgo.

Alstom, que competía con su tren Euroduplex, registró la segunda mejor puntuación (81,7 puntos) y un coste de 1.095 millones para el primer pedido de 15 trenes. Renfe tiene ahora quince días para remitir la información adicional a los concursantes que lo soliciten. Si éstas no le satisfacen a Alstom, puede recurrir el resultado del concurso. CAF logró 79 puntos en total y Siemens fue la última, con 72,3 puntos.

El contrato supone el suministro de hasta treinta nuevos trenes AVE, además de su posterior mantenimiento durante treinta años, con posibilidad de prórroga durante otros diez años más. La entrega se producirá en dos fases. En la primera, se entregarán quince nuevos AVE de forma inmediata tras su fabricación, mientras que los otros quince trenes se suministrarán por lotes de cinco unidades en función de las necesidades de la compañía.

Los primeros trenes se entregarán en 38 meses 

De la Serna reveló que el contrato supondrá la creación de 1.000 puestos de trabajo directos e indirectos durante cinco años, y otros 100 empleos por año durante el plazo del mantenimiento. Con este contrato, se garantizan las necesidades para la alta velocidad en los próximos años, tanto reforzando las actuales líneas cuyo nivel de ocupación medio sobrepasa el 80%, como para cubrir nuevas líneas a Galicia, Extremadura o País Vasco, 

Avril, el tren ganador

Aspecto interior del Avril con cinco asientos por fila.
Aspecto interior del Avril con cinco asientos por fila.

Talgo ha invertido más de 50 millones de euros en el desarrollo de Avril, que ha superado dos años de pruebas en las vías de alta velocidad españolas. Ha alcanzado registros de velocidad máxima sostenida de 363 kilómetros por horas con rodaduras de ancho fijo, aunque rodará a 330 kilómetros por hora en las líneas de Renfe. Como casi todos los Talgo tiene tecnología de cambio de ancho de la rodadura, que le permite circular tanto por vías de alta velocidad de ancho estándar europeo como por vías convencionales de ancho ibérico.

Tiene capacidad para transportar hasta un máximo de 600 viajeros, si bien la propuesta planteada a Renfe ofrece 521 plazas, gracias a que cada fila de asientos tiene una hilera de dos plazas y otra de tres, en vez de dos de dos, como los actuales AVE. Para ello, ofrece el mayor ancho de los trenes que circula por Europa, según el ministro. Tendrá un 20% de plazas de preferente y el resto turista, con pantallas planas de televisión para viajeros, tomas de USB y enchufes.

Tiene piso bajo o que permite la accesibilidad a las personas con discapacidad, que tendrán espacios especiales reservados, y permite guardar equipaje debajo de los asientos.

Según la compañía, por su construcción con materiales más ligeros, el AVRIL es el tren que tiene la mejor relación peso-potencia, con 320 tioneladas, lo que permitirá menos emisiones de CO2, mejor deslizamiento y menor consumo energético.El mayor número de plazas y el menor coste por asiento puede permitir una rebaja de precios, aunque el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, no quiso adelantar la política comercial.

No habrá liberalización hasta 2020

Cambio de planes para la competencia en el tren. El nuevo ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, paralizará los planes de su antecesora en el cargo, Ana Pastor, para liberalizar parcialmente el transporte de viajeros por tren en 2017, y esperará hasta 2020 para que los operadores privados compitan con Renfe en este mercado.

El ministro considera que la ruptura del monopolio de Renfe solo en el corredor de Levante, como planeaba su departamento, puede generar distorsiones en el mercado, por lo que es preferible esperar a 2020, la fecha que ha fijado la Unión Europea para liberalizar el mercado de viajeros en todo el continente, según señaló De la Serna.

"Quizá a las puertas de 2020 es preferible preparar bien la red y el mercado y abordar de vez todo el proceso de liberalización en esa fecha en vez de dar entrada ahora a un sólo operador privado en una sólo línea", indicó De la Serna tras anunciar la adjudicación del pedido de trenes AVE de Renfe.

El nuevo ministro asegura haber abierto una "reflexión" sobre este plan al considerar que adelantar parcialmente la apertura del mercado dando ahora licencia a una empresa "generaría más inconvenientes que beneficios".

Más de una decena de compañías privadas entre las que figuran constructoras y grupos de transporte en autobús han solicitado ya licencia de operador ferroviario y están a la espera de que se abra este mercado.

De la Serna admitió que "vemos más inconvenientes que beneficios" en ese proceso ante la obligación de proceder a una liberalización total de todas las líneas en 2020. A este respecto, apuntó que sacar un título habilitante específico para un determinado corredor con algunas limitaciones para el adjudicatario "podría generar distorsión".

Este proceso, que contemplaba la liberalización de esas líneas que unen Madrid con Castellón, Valencia, Murcia y alicante, planteaba que una empresa privada pudiera competir con Renfe durante un plazo de siete años. De seguir adelante, según explicó el ministro, se producirían dos escenarios distintos a partir de 2020, ya que el adjudicatario tendría condiciones distintas a las del resto de corredores donde la liberalización sería global.

Más información