Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La energía pone fin a su prolongada caída y eleva el IPC al 0,7% en octubre

La inflación se sitúa en su mayor nivel en más de tres años al entrar la luz y los carburantes en terreno positivo

Un hombre reposta en una gasolinera de Madrid.
Un hombre reposta en una gasolinera de Madrid. EFE

La inflación se situó en octubre en el 0,7%, su mayor tasa en más de tres años, según ha confirmado hoy el Ine. Es la segunda subida interanual del IPC consecutiva, tras la de septiembre (0,2%) y se debió, según el ente estadístico, al comportamiento de los precios de la luz y los carburantes. En concreto, el precio de los carburantes termina de recoger la recuperación de los precios del petróleo y se sitúa en positivo por primera vez desde junio de 2014. Por su parte, tras subir un 7,3% mensual, la electricidad entra en terreno positivo por primera vez desde diciembre de 2015.

Según informa el INE, los dos grupos con mayor influencia positiva en la evolución del IPC son vivienda, cuya tasa de inflación queda en octubre en el -0,4% (2,4 puntos más que en septiembre), y transporte, que sube un 1,7%. En el primer caso, se aprecia una tendencia al alza casi ininterrumpida desde el mes de abril, cuando se situaba en -7,1% interanual. La evolución de los precios de la electricidad, el gas y el gasóleo para calefacción son responsables en buena medida de la evolución positiva de los precios del grupo de la vivienda.

Así, la electricidad pone fin en octubre a nueve meses consecutivos de tasas negativas, iniciada en enero de este año, cuando se rebajó la parte regulada del recibo. La electricidad llegó a acumular una caída del 18,2% interanual en abril y desde entonces inició una senda alcista que culmina en octubre con una subida del 0,9% interanual que contrasta con la caída del 6.4% interanual de octubre de 2015. En menor medida, tiran también hacia arriba del grupo de la vivienda las partidas de gas y otros combustibles. El gas sigue en terreno negativo en octubre (-6,1%), pero mucho menos que hace un año (-15,1%). La partida de otros combustibles queda en el -5,2%, frente a una tasa del -23,4% de octubre de 2015.

Recuperación del petróleo

En el caso del transporte, se refleja la paulatina recuperación de los precios del petróleo desde su mínimo en enero de este año. Entonces se situó en 27,8 dólares el barril de Brent, el de referencia en Europa, tras un año y medio de caídas desde los 115 dólares de junio de 2014. Hoy, el barril se paga a 45,3 dólares, pero ha llegado a rebasar recientemente los 50 dólares. Así, la tasa de inflación de la partida de carburantes y lubricantes se situó en negativo en julio de 2014 (-0,9%) y desde entonces ha encadenado 27 meses consecutivos de tasas negativas, en muchos casos de dos cifras. En octubre, tras una subida mensual del 2,8%, la tasa se sitúa en el 1,4%.

Por el contrario, tiran del IPC hacia abajo los grupos de Alimentos y bebidas no alcohólicas, que subió apenas un 0,3%, cinco décimas menos que el mes anterior por “la estabilidad de los precios de las frutas frescas y los aceites, que subieron en 2015”, y el grupo de ocio y cultura, por la “bajada de los precios del viaje organizado”, mayor que la de octubre de hace un año.

El IPC subyacente, que excluye los elementos más volátiles (los alimentos frescos y los productos energéticos), se mantuvo en el 0,8%, debido a la aceleración de los precios de los servicios (+1,1%), compensada por la desaceleración de los precios de los alimentos elaborados y los bienes industriales no energéticos.

Más información