Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los precios en Reino Unido suben al mayor ritmo en dos años

La oficina estadística ve “probable” que la debilidad de la libra aumente más el IPC

Una imagen de la estatua de Winston Churchill cerca del parlamento británico
Una imagen de la estatua de Winston Churchill cerca del parlamento británico Associated Press

Los precios en Reino Unido crecieron a un ritmo anual del 1% el pasado septiembre. Es su mayor nivel en los últimos dos años, según la Oficina Nacional de Estadística británica (ONS). En apenas un mes, el aumento ha sido importante, cuatro décimas. En agosto pasado el aumento anual era del 0,6%. El porcentaje divulgado ayer era ligeramente superior al esperado por los analistas, que esperaban un incremento del 0,9%.

La ONS, en su comunicado, es muy cauta sobre el papel que pueda haber tenido la devaluación de la libra desde que el pasado junio salió adelante el Brexit. No obstante, sí que afirma que esta depreciación “es probable que aumente el costo de la importación de bienes y la externalización de la producción”. Aunque matiza que “hay informes de empresas que han adoptado medidas para proteger contra los vaivenes del tipo de cambio en el corto plazo”.

Precisamente ayer, la libra recuperó el nivel que perdió la semana pasada con la minitormenta que el temor al Brexit provocó en Asia. A última hora de ayer en los mercados europeos, cada moneda británica se cambiaba por 1,2294 dólares y por 1,1193 euros. Sin embargo, esta subida no deshace buena parte del terreno que ha perdido la libra desde que los británicos votaron por el Brexit en junio. En estos meses ha cedido un 17,37% frente al dólar y un 14,38% contra la moneda única europea.

Esta caída es la que ha despertado los temores de que crezcan los precios en Reino Unido por el encarecimiento de las materias primas, que normalmente cotizan en dólares en los mercados internacionales. Este miedo ha llevado a que se produzcan capítulos como la guerra del Marmite, popular pasta de levadura de cerveza en Reino Unido, que provocó una pelea entre Unilever, fabricante del producto, y Tesco, la gran cadena de supermercados.

Ateniéndose exclusivamente al incremento de precios en septiembre, según la ONS, los principales factores que contribuyeron a ese aumento fueron los crecientes precios de los artículos de ropa, así como el coste de los restaurantes y estancias de hotel. Otros elementos que influyeron en la subida del IPC fueron los precios en aumento del combustible y el gas, que continuó invariable tras haber caído hace un año.

Los analistas observaron que esas presiones se compensaron parcialmente por una caída registrada en las tarifas aéreas y en los precios de los productos alimenticios.