ENMIENDA TELEFÓNICA

Telefónica paga más del 60% de los ingresos de Empleo por prejubilaciones

Las empresas habrían pagado unos 354,6 millones desde 2013 por prejubilar a trabajadores mayores de 50 años

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Fátima Báñez.
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Fátima Báñez. EFE

La llaman enmienda Telefónica. Debe su nombre popular al anuncio de esta empresa en 2011 de prescindir de 6.500 empleados. Aquello provocó la reacción del Gobierno, entonces socialista, que trató de poner coto a las prejubilaciones (la forma menos traumática de reducir plantilla) encareciéndolas. Aprovechó la tramitación parlamentaria de una reforma de pensiones para introducir una enmienda que obligaba a las empresas en beneficios con más de 500 empleados a pagar total o parcialmente la prestación por desempleo de los mayores de 50 años despedidos.

Pero la medida no entró en vigor inmediatamente. Fue el actual Ejecutivo, del PP, el que la puso en marcha en 2013 tras modificarla. Llegó a rebajar el tamaño de las empresas de 500 a 100 trabajadores. Desde entonces, el Ministerio de Empleo ha reclamado 354 millones, de los que ya ha cobrado 309 millones hasta el 30 de septiembre, según el mismo Departamento. Más del 60% lo ha pagado Telefónica, cuyo ERE acabó por afectar a 6.830 trabajadores. La firma confirma estas cifras, aunque recuerda que también otras grandes empresas han pagado por esta práctica.

La compañía de telecomunicaciones ha desembolsado al menos 196 millones, según el informe de agosto de indicadores económicos del Estado central. Probablemente la cifra sea más alta, ya que esta cantidad obedece solo a 2015 y los primeros ocho meses de 2016. Faltan los datos de 2013 y 2014, que deberían recoger ese despido colectivo y las prejubilaciones que llevaba aparejadas, pues fueron las primeras afectadas por la enmienda. Además, los datos desglosados por sectores ofrecen una clara pista: las empresas dedicadas a información y comunicaciones han pagado 289,1 millones.

Más información

La banca se resiste

El segundo sector que más ha pagado por sus prejubilaciones es el financiero. Las regulaciones de empleo que todavía está aplicando la banca —la afiliación en esta rama ha caído en más de 55.000 cotizantes desde que se aprobó la enmienda— han supuesto unas reclamaciones por 50,9 millones, aunque los recursos en los tribunales hacen que solo se haya cobrado por ahora 11,8 millones.

La industria manufacturera figura como el tercer sector que más ha pagado, un total de 7,3 millones. Tras ella, ninguna actividad ha ingresado más de un millón de euros en las arcas de los Servicios Públicos de Empleo, el organismo dependiente del ministerio que gestiona esta medida.

Todo lo recaudado queda por debajo de lo que pensó inicialmente el Ejecutivo. La previsión inicial estimó unos ingresos anuales de cerca de 400 millones. Después se redujo algo este cálculo, y la memoria económica que acompañó la última versión de la medida lo cifró en 350 millones.

Lo que Empleo exige a las empresas es una cantidad que se sitúa entre el 60% y el 100% del coste del paro más las cotizaciones aparejadas de los trabajadores mayores de 50 años afectados por despidos colectivos o los individuales que se producen tres años antes o después de esa regulación de empleo.

El porcentaje depende del tamaño de la empresa, de la ratio de beneficios sobre ingresos y de la composición por edades de los trabajadores afectados en el ERE. La empresa no empieza a pagar cuando se cierra el expediente, sino cuando se materializa el despido, algo que en ocasiones puede suceder años después.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción