Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alstom y Acciona firman el contrato del metro de Dubái por 2.600 millones

El consorcio prolongará la línea roja del metro para la Exposición Universal de 2020

Firma del contrato de la ampliación del Metro de Dubái, del proyecto Ruta 2020.
Firma del contrato de la ampliación del Metro de Dubái, del proyecto Ruta 2020.

El consorcio Expolink, integrado por la francesa Alstom, la española Acciona y la turca Gulermak, ha firmado un contrato con la Autoridad de Carreteras y Transporte de Dubái (RTA, por sus siglas en inglés), para diseñar y construir la prolongación de la línea roja del metro de Dubái, y modernizar los sistemas de la línea actual. Este proyecto, también denominado Ruta 2020, alcanza un valor total de 2.600 millones de euros, adjudicado a finales del pasado mes de junio.

Alstom es responsable de la mitad del proyecto, mientras que Acciona y Gulemark se encargan de la otra mitad, que incluye la obra civil. Está previsto que la línea ampliada, que enlazará la ciudad con la sede de la Expo 2020, entre en servicio comercial en 2020 con motivo de la Exposición Universal.

15 kilómetros

El proyecto comprende la construcción de una línea de 15 kilómetros de longitud (11,8 kilómetros elevados y 3,2 subterráneos), que partirá de la actual estación de la línea roja Nakheel Harbour&Tower. La prolongación contará con siete estaciones, incluido un transbordo en la estación de Nakheel Harbour y una nueva estación en la sede de la Exposición Universal. Se trata de un proyecto de gran complejidad, que incluirá un túnel de 3,2 kilómetros perforado por una máquina tuneladora, 1,2 kilómetros de vía en superficie y un viaducto elevado de 11,8 kilómetros.

Alstom suministrará e integrará todo el sistema de metro, incluyendo los 50 trenes Metrópolis, la alimentación eléctrica, las comunicaciones, el control automático de billetes, las obras de las vías, puertas de andenes y una garantía de tres años para todo el sistema. Además, Alstom mejorará la línea de metro actual, modernizando el suministro eléctrico, los sistemas de señalización, varios sistemas de comunicación y las vías.

Los trenes Metrópolis destinados a Dubái tienen 88 metros de largo y constan de cinco coches, con capacidad para 700 pasajeros cada tren.Ofrece, además, una excelente experiencia al pasajero, gracias a sus amplios pasillos, grandes puertas y ventanas. Se trata de un tren ecológico, equipado con un sistema de frenado completamente eléctrico, iluminación por LED y otras innovaciones para reducir el consumo de energía.

Alstom llevó a cabo el proyecto del tranvía de Dubái, el primer sistema tranviario totalmente integrado de Oriente Próximo y sin catenaria, inaugurado en noviembre de 2014. También se encarga del mantenimiento de este sistema tranviario para un periodo de 13 años. Alstom ha obtenido en la última década la adjudicación de 18 proyectos de metro integrado en ciudades como Guadalajara (México), Riad (Arabia Saudí), Los Teques (Venezuela) o Panamá (Metro L1 y L2).

Acciona abrió su primera oficina en Oriente Próximo en Dubái en 2008. Desde entonces, Dubái ha sido el eje y la plataforma de expansión desde donde Acciona ha entregado en la región del Golfo diversos proyectos de infraestructuras y servicios de aguas, como plantas desaladoras. Acciona cuenta con una amplia experiencia en la construcción de líneas de metro en España, Ecuador y Brasil, así como túneles ferroviarios. Actualmente está construyendo el túnel ferroviario más largo de Escandinavia para la autoridad ferroviaria noruega, y el proyecto de metro ligero de Sídney para el Gobierno de Nueva Gales del Sur en Australia. Más aún, Acciona entregó hace poco los túneles del Legacy Way de Brisbane (Australia), que recibieron numerosos premios a la excelencia en ingeniería y medio ambiente.

Por su parte, Gulemark ha construido más de 100 kilómetros de líneas de metro subterráneo con más de 50 estaciones a lo largo de la última década. Gulemark entregó hace poco tres proyectos emblemáticos de metro fast-track valorados en más de 1.000 millones de dólares cada uno, como son la Línea II del metro de Varsovia, la línea de metro Otogar–Bagcılar de Estambul y la línea de metro Kadikoy–Kartal también en Estambul y está a punto de entregar otros proyectos de metro en Ankara y Estambul (Turquía), Varsovia (Polonia) y Lucknow (India).