Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica anula la salida a Bolsa de Telxius por la baja demanda

La compañía comunica al regulador bursátil que anula la oferta pública de venta de su filial de antenas con la que esperaba captar hasta 1.500 millones

José María Álvarez-Pallete, nuevo presidente de Telefónica.
José María Álvarez-Pallete, nuevo presidente de Telefónica.

Telefónica ha comunicado que anula la salida a Bolsa de su filial de antenas Telxius ante la baja demanda recibida para los precios que ellos esperaban. El grupo de telecomunicaciones había previsto sacar al mercado hasta 100 millones de acciones (el 40% de la empresa como máximo) a un precio de entre 12 y 15 euros con una colocación entre inversores institucionales, según explicó en el folleto de la operación pública de venta (opv) hace solo nueve días. El objetivo era que esa operación sirviera para aliviar las elevadas deudas que acumula el grupo, de 52.600 millones de euros a finales del primer semestre.

Este jueves estaba previsto que se fijara el precio definitivo de la salida a Bolsa, preparada para el 3 de octubre. Pero Telxius no llegará al parqué la semana que viene. "En relación con la Oferta de venta de acciones de su filial de infraestructuras de telecomunicaciones Telxius Telecom, Telefónica, de común acuerdo con las entidades coordinadoras globales, ha decidido desistir de la mencionada oferta, por no considerar adecuada la valoración de la compañía Telxius implícita en las órdenes de compra recibidas", ha reconocido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete, una vez anulada esta operación con la que esperaba captar hasta 1.500 millones de euros, explica que "seguirá analizando alternativas estratégicas en relación a dicho activo", ha explicado.

En concreto, la idea era sacar a Bolsa hasta 100 millones de acciones de Telxius —la filial que se dedica a gestionar las torres de telecomunicaciones y cables submarinos de fibra óptica— a un precio de entre 12 y 15 euros. Esta operación iba a permitir a la multinacional española captar entre 1.090 y 1.500 millones que destinaría a reducir su deuda. Pero las órdenes de compra que estaban llegando (al parecer, numerosas) se situaban en la parte inferior de la horquilla (o incluso por debajo) y no cubrían la demanda al precio que se marcó como objetivo la empresa. El mercado exigía un precio más bajo. Telefónica podía reducir el rango de precios o el número de acciones a la venta, pero finalmente ha optado por desistir.

La compañía tanteaba el estreno en el parqué de esta filial desde hace meses y esperaba llevarla a cabo a finales de julio. En junio, sin embargo, ante el apoyo al Brexit en el referéndum de permanencia de Reino Unido en la UE, la empresa decidió retrasar la operación, porque los mercados sufrieron fuertes turbulencias. Finalmente, y con las Bolsas más tranquilas, este mes había reiniciado la opv, que ahora aparca.

Telxius posee más de 65.000 kilómetros de cable submarino de fibra óptica, de los que alrededor de 31.000 kilómetros son en propiedad. Gestiona el Pacific Caribbean Cable System (PCCS), Unisur, y el SAM-1. Además, Telxius va a integrar Brusa, un nuevo cable submarino de casi 11.000 kilómetros de longitud que conectará Río de Janeiro y Fortaleza en Brasil con San Juan de Puerto Rico y Virginia Beach (EE UU), y Marea, el nuevo cable submarino de 6.600 kilómetros que unirá Estados Unidos con Europa a través de España. También posee en torno a 16.000 torres de telecomunicaciones para móviles en España, Alemania, Brasil, Chile y Perú. Durante el ejercicio de 2015, los ingresos consolidados de Telxius ascendieron a 691 millones de euros mientras que su resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA , por sus siglas en inglés) ascendió a 323 millones.