Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grandes empresarios vuelven a anular una reunión por la ausencia de Gobierno

El Consejo para la Competitividad espera que la próxima cita del 19 de octubre pueda celebrarse con el nuevo Ejecutivo

 El presidente del CEC, César Alierta. EFEMauricio Dueñas Castañeda
El presidente del CEC, César Alierta. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

El Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) ha vuelto a suspender la reunión que tenía prevista para hoy. La razón radica en que el objetivo por el que nació el CEC es elaborar propuestas para el Gobierno para mejorar la competitividad y como en estos momentos no existe un interlocutor ni informes que presentar no tiene mucho sentido debatir sobre ellas.

La siguiente reunión prevista es el 19 de octubre. Para esa fecha cabe la posibilidad (todavía remota) de que ya haya Gobierno y el CEC confía en que no haya excusa para una nueva suspensión. Aunque, el CEC no se pronuncia sobre la situación política, sus miembros reconocen en privado que el retraso y la posibilidad de unas terceras elecciones supone un impacto negativo para el país, creando inseguridad jurídica y retardando las inversiones.

El lobby empresarial ha cancelado prácticamente todas sus reuniones mensuales desde la de diciembre pasada, prevista para el 21 de diciembre, un día después de las primeras elecciones. Se suspendió precisamente para no pronunciarse ante el panorama que dejaron los comicios y que, como ha ocurrido, vaticinaba un futuro complicado. Después se celebró el encuentro de enero, en el que firmó un acuerdo de colaboración con la Fundación Cotec para impulsar el emprendimiento y en el que su presidenta, Cristina Garmendia, fue la invitada. Desde entonces se sucedieron las suspensiones hasta junio, en la que con motivo de la Asamblea General se volvieron a juntar, aunque con las ausencias de Ana Botín (Santander), Francisco González (BBVA), Isidro Fainé (La Caixa), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) y Antonio Brufau (Repsol).

La atonía mostrada por el impasse político ha puesto en duda la permanencia del lobby nacido en 2009. A ello se suma la incertidumbre sobre la continuidad de César Alierta como presidente, cargo que ostenta hasta el próximo febrero. Se abre un posible cambio de liderazgo. En todo caso, la organización se enfrenta a un proceso en el que debe analizar el papel futuro. No obstante, sigue realizando trabajos en distintos ámbitos económicos (fiscal, laboral, tecnológico) bajo la premisa de mejorar la competitividad y la supervisión del director general, Fernando Casado.

Además de los miembros citados, los integrantes son Isak Andic (Mango), José Manuel Entrecanales (Acciona), Dimas Gimeno (El Corte Inglés), Antonio Huertas (Mapfre), Pablo Isla (Inditex), José Creuheras (Planeta), Florentino Pérez (ACS), Rafael del Pino (Ferrovial), Juan Roig (Mercadona) y el Instituto de Empresa Familiar (Simón Pedro Barceló, Javier Moll e Ignacio Osborne).