Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘erasmus’ calientan los alquileres

Unos 40.000 estudiantes internacionales reservan habitaciones en los barrios más céntricos de Madrid y Barcelona

Los estudiantes pagan unos 400 euros al mes por habitación.
Los estudiantes pagan unos 400 euros al mes por habitación.

El idilio continúa. Como cada año por estas fechas, miles de estudiantes del programa de intercambio europeo Erasmus aterrizan en alguna ciudad española para estudiar durante cinco meses. A tenor de los llegados en años anteriores, se calcula que unos 40.000 extranjeros se instalan en el país (según los últimos datos de la Comisión Europea fueron 39.277 en el curso 2013-2014). España triunfa entre este colectivo al ser el destino más solicitado, después de Alemania y Francia. Ya sea por sus universidades, por su ocio o su vida nocturna, lo cierto es que la llegada de erasmus agita y aviva durante estos meses el mercado inmobiliario.

"Los estudiantes procedentes de la UE generaron durante el pasado año más de 9,2 millones de euros al mes para el mercado del alquiler español. En 2015 llegaron a España cerca de 30.000 estudiantes europeos, una cifra que se mantiene estable con el paso de los años y que permite movilizar el alquiler durante los meses académicos y generar un importante volumen de negocio", explica Mariano Kostelec, cofundador de la compañía Uniplaces, servicio de reservas de alojamiento para estudiantes.

Los distritos demandados están comunicados con la universidad y ofrecen lugares de ocio

Durante este mes de septiembre la demanda de habitaciones aumenta nada menos que un 300%, algo que muchos propietarios están sabiendo aprovechar. "Alquilar una vivienda por habitaciones genera un 30% más de ingresos frente al alquiler completo de un estudio o apartamento a un solo inquilino. Es por ello que el número de propietarios profesionales o property managers que ya apuestan por este negocio ha aumentado un 25% durante el último año, especialmente en grandes ciudades y en aquellas típicamente universitarias", apunta Alejandro Artacho, consejero delegado y cofundador de Spotahome, plataforma online de reservas de vivienda no vacacional superior a 30 días.

Ahora bien, según un reciente estudio del portal Idealista, no está tan claro que alquilar por estancias sea más rentable que arrendar el piso entero. "En ningún caso las viviendas de dos habitaciones resultan interesantes en el mercado de los pisos compartidos. En los inmuebles de tres y cuatro habitaciones, es más rentable comercializarlo por dormitorios".

Los ‘erasmus’ calientan los alquileres

Madrid y Barcelona son las ciudades que más estudiantes aglutinan. La renta media de una habitación en la capital es de 409 euros al mes, mientras que en la Ciudad Condal se piden 392 euros. Con respecto al curso pasado, los precios han crecido un 3,07% en Madrid y un 1,19% en Barcelona. Aunque algunas nacionalidades están dispuestas a pagar más que otras. "Los erasmus que provienen de los países del norte de Europa y con mayor poder adquisitivo son los que están dispuestos a abonar un mayor alquiler. Por ejemplo, los de Luxemburgo desembolsan unos 850 euros de media, 655 euros los noruegos y 620 los suecos", dice Artacho. Estos días es habitual ver a jóvenes cargados con sus maletas en busca del piso que previamente han contratado desde sus países de origen, normalmente a través de portales especializados. Las reservas suelen realizarse unos 28 días antes de la fecha de entrada.

En septiembre el mercado de dormitorios aumenta un 300%

El rumbo lo tienen claro. El distrito centro de Madrid es el más demandado. Según Uniplaces, acoge al 35,6% de los estudiantes de Erasmus que residan en la capital. Por barrios, Sol es el que recibe más estudiantes internacionales, con un 8,5% del total de las reservas cerradas en ese portal. Los alemanes son sus principales habitantes. Aquí, el precio medio por habitación es de 462 euros, un coste similar al que se paga en Malasaña, donde priman los ingleses. En ambos casos las rentas superan el alquiler medio de 409 euros que cuesta una habitación en Madrid.

Céntrico y completo

Aunque buscan inmuebles con precios asequibles, "los estudiantes internacionales están dispuestos a pagar más por vivir en el centro, ya que suelen venir por poco tiempo y prefieren dedicarlo a conocer la ciudad en vez de gastar parte de ese tiempo en trasladarse de las afueras. Además, se preocupan más por los gastos que incluye el precio, sobre todo el wifi", opina Kostelec.

El porqué de la preferencia por estos barrios se debe a la buena comunicación con las universidades. Y, por supuesto, a que ofrecen alternativas de ocio. "Además, la oferta de alojamientos dirigida a estudiantes es amplia, con lo que resulta sencillo encontrar buenas opciones en estas populares zonas", puntualiza Kostelec. Otro de los barrios más demandados es Lavapiés, sobre todo por los franceses (13% de las solicitudes), ingleses e italianos. Y también el barrio de los Austrias. Los precios se sitúan de media en los 431 y 471 euros, respectivamente.

Los vecinos del barrio de Tetuán también se van a cruzar estos días con miles de jóvenes extranjeros que van a pagar unos 370 euros al mes por una habitación. "Es el precio medio más bajo de los 10 barrios más demandados", dicen en Uniplaces. El barrio de La Latina, donde compartir piso cuesta 447 euros de media, ocupa el sexto puesto entre las áreas más populares. Y tras él, el de las Letras, donde se están pidiendo unos 435 euros.

Aunque el centro suele ser prioritario, las ciudades universitarias de las afueras también reciben un importante flujo de estudiantes foráneos, sobre todo chinos. Lo dicen en la agencia inmobiliaria Albasur, situada en Getafe y especializada en buscar alojamiento a los estudiantes internacionales de la Universidad Carlos III. "Pagan entre 200 y 300 euros por habitación. Los precios han subido entre un 20% y un 25% en el último año", aseguran.

En el caso de Barcelona, el barrio que recibe más estudiantes de Erasmus es Esquerra de L'Eixample. La zona tiene una renta media de 426 euros por habitación, una cantidad que supera los 392 euros que cuesta alquilar en Barcelona. Le siguen el Barri Gotic y El Raval. Los alquileres por habitación en cada una de estas zonas también superan el alquiler medio, con 426 y 468 euros, respectivamente. Los barrios de El Born y Dreta de L'Eixample cierran la lista de los predilectos.