Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabricante de papillas busca bebés

La baja natalidad en España obliga a Ordesa a llevar su negocio fuera del país

Vender comida para bebés en uno de los 15 países con menor tasa de natalidad del mundo no suena a buen negocio. Sin embargo, Laboratorios Ordesa, el fabricante de las leches infantiles Blemil y las papillas Blevit, encadena cinco de años de crecimiento e ingresó el año pasado 123,8 millones de euros, un 10% más que en 2014. La compañía es consciente de que el sector en España se contrae y de que hay pocas esperanzas de que esto cambie: en 2015 hubo más muertes que nacimientos en el país, una situación inédita desde que se empezaran a registrar estos datos de forma oficial en 1941. Pero la empresa también sabe que la tendencia global es la contraria, ya que la población mundial se ha duplicado en las últimas cinco décadas. Así que ha decidido diversificar sus productos y abrirse camino en mercados más prometedores.

Sede central de Laboratorios Ordesa, en Sant Boï de Llobregat (Barcelona).
Sede central de Laboratorios Ordesa, en Sant Boï de Llobregat (Barcelona).

Laboratorios Ordesa nació hace más de 70 años en Tamarite de Litera, en Huesca, cuando un grupo de farmacéuticos locales empezó a producir cereales y leche en polvo. Tras ser adquirida por empresarios catalanes, la empresa se trasladó a Sant Boi de Llobregat, donde se encuentra en la actualidad su planta piloto de cereales. La de leche se ubica en Monell, en Girona. Ambas abastecen al mercado nacional y a entre el 70% y el 80% del internacional, según explica su consejero delegado, Joan Permanyer, que espera incrementar la facturación un 12% este año.

El optimismo se mantiene a largo plazo: la compañía prevé que su cifra de negocios supere los 200 millones de euros en 2020. El mercado más importante después de España lo conforman Arabia Saudí y Emiratos Árabes, a los que el año pasado se sumaron Líbano, Jordania y Egipto. "Cuando se decidió apostar por la internacionalización, en 1999, se eligieron dos áreas geográficas. Por un lado, Oriente Medio, porque allí hay Estados con un alto nivel de población y natalidad, donde la alimentación con fórmulas infantiles está bien implantada. Y por otro, América Latina, principalmente, Perú, Colombia, Ecuador y México", explica el directivo.

Ahora que ambas áreas ya están "consolidadas", la firma se prepara para lanzarse a la conquista del Sudeste Asiático, donde espera empezar operaciones entre este y el próximo año. Indonesia, Vietnam y Filipinas son los países que están en su mira debido a su elevada población joven. Solo Vietnam, el menos poblado de los tres, tiene cerca de 90 millones de habitantes. En Indonesia, con más de 250 millones de ciudadanos, nacen cerca de 2,5 niños por cada mujer en edad fértil, casi el doble que en España. Permanyer está convencido de que esta zona aportará una facturación "interesante" que permitirá que las operaciones en el extranjero continúen ganando peso. En la actualidad, suponen el 47,2% de la cifra de negocios.

Ventas internacionales en auge

Las previsiones de Laboratorios Ordesa van en línea con el comportamiento de la industria de la alimentación infantil a nivel global. Las ventas se han incrementado en un 40% durante los últimos cinco años hasta cerrar 2015 con una cifra por encima de los 56.600 millones de euros, según los datos de la consultora internacional Euromonitor. El sector se muestra tan saludable que las estimaciones para 2020 sitúan su crecimiento en un 45%, liderado por el segmento de las leches de inicio, recomendadas por los médicos para los casos en los que por alguna razón se hace imposible recurrir a la lactancia materna o esta resulta insuficiente. La comercialización de este producto superó los 42.000 millones de euros el año pasado.

No es de extrañar entonces que Blemil sea la marca más exitosa de Laboratorios Ordesa. Pese a la creciente tendencia a preferir la leche materna sobre productos industriales a la hora de alimentar a los más pequeños, aún hay muchos padres que por diversos motivos recurren a las fórmulas infantiles. "La leche materna siempre es la mejor opción, sobre todo durante los primeros meses de vida. Al principio, lo que el sector intentaba era conseguir productos que se parecieran a ella lo máximo posible. Hoy, más que acercarse a su composición, lo que se busca es que la función del producto sea lo más similar a la de la leche materna", asegura Permanyer.

A diferencia del desarrollo global de esta industria, en España, las ventas de comida para bebés han caído un 26% desde 2010 —hasta los 496,4 millones de euros en 2015— y la consultora cree que se reducirán un 16% más en los próximos cinco años. Aún así, la compañía ha conseguido aumentar su facturación en el país, donde las ventas de Blemil y Blevit se incrementaron en un 10% y un 9%, respectivamente, respecto a 2014. Algo que se ha logrado "arañando" cuota de mercado a la competencia, según afirma Permanyer, y creando productos dirigidos a nuevos públicos. Entre ellos están los que se agrupan bajo las líneas de complementos alimenticios para mujeres Donna Plus y de suplementos nutricionales para personas mayores FontActiv.

"Seguimos manteniendo como núcleo de nuestro negocio la alimentación infantil, pero decidimos diversificarnos con otros productos de nutrición para adultos para ir en línea con la evolución de la pirámide poblacional", explica Permanyer. La aportación de ambas marcas aún no alcanza el 10% de los ingresos totales, pero la empresa confía en que ganarán relevancia en los próximos años, ya que Donna Plus duplicó sus ventas en 2015 y FontActiv cerró su primer año "superando las expectativas" de la firma.

Con cerca de 300 trabajadores y alrededor de 400 referencias, la compañía tiene planificado invertir este año un millón de euros en mejorar su sistema de información y ampliar sus redes comerciales. El grupo destina además el 3% de sufacturación anual a reforzar la I+D+i, de donde han salido productos como las primeras papillas sin gluten en España, las infusiones para bebés o la leche de fórmula sin lactosa. La empresa participa en 15 proyectos de investigación a nivel nacional y europeo como Smartfoods, la iniciativa impulsada por la Unión Europea para el desarrollo de alimentos inteligentes.