Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Bundesbank critica a Bruselas por no multar a España

"Las violaciones de las reglas deben tener consecuencias", afirma Jens Weidmann

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.
El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. EFE

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, considerado el principal representante de la ortodoxia en el seno del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), ha criticado la decisión de la Comisión Europea de cancelar las multas a España y Portugal por haber incumplido los objetivos de déficit pactados para 2015.

"Las violaciones de las reglas deben tener consecuencias", afirma el banquero alemán en una entrevista concedida al diario germano Die Zeit, donde advierte de que la ausencia de sanciones daña el carácter vinculante de las normas.

En este sentido, Weidmann sostiene que dejar claro que las reglas no son negociables facilitaría el camino a los gobiernos a la hora de cumplir las políticas de consolidación.

"En mi opinión, la Comisión y el Consejo Europeo no han sido suficientemente consecuentes", apostilla el presidente del Bundesbank.

Las críticas de Weidmann ante la ausencia de sanciones a España y Portugal chocan con la postura más flexible del ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, quien había dejado claro que "no se opondría" a una multa cero para España, según revelaron a Europa Press fuentes europeas.

El pasado 27 de julio, la Comisión Europea propuso cancelar la multa a España por un máximo del 0,2% del Producto Interior Bruto, es decir más de 2.000 millones de euros, por incumplir el objetivo de déficit en 2015, y acordó conceder dos años más, hasta 2018, para que el país rebaje el déficit por debajo del 3% a cambio de un ajuste estructural de alrededor de 10.000 millones de euros en 2017 y 2018.

De este modo, el Ejecutivo comunitario exige que España sitúe el déficit en el 4,6% en 2016, desde el 5,16% con el que cerró en 2015. En 2017, el déficit tendría que dejarse en el 3,1%, y en 2018 en el 2,2%.

Test de Estrés

Por otro lado, el presidente del Bundesbank defiende que el resultado de los recientes test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) a 51 grandes bancos europeos demuestra que la entidades europeas "han reforzado su base de capital en los últimos años" y han reducido sus posiciones de riesgo.

Weidmann considera que los bancos del Viejo Continente se encuentran actualmente "mejor equipados" para superar unas pruebas de esfuerzo en escenarios muy desfavorables, aunque en algunos casos es necesario que las entidades hagan esfuerzos adicionales para mejorar su rentabilidad.

En este sentido, recordando el nuevo plan de recapitalización privada presentado por Banca Monte dei Paschi di Siena, única entidad que suspendió los test de estrés, el banquero germano defiende la importancia de que los inversores privados soporten pérdidas.

"Privatizar beneficios y socializar pérdidas no es mi idea de una economía de mercado", afirma el presidente del Bundesbank, quien advierte de los riesgos que conlleva que un Gobierno mantenga artificialmente a los bancos no viables mientras se reducen los riesgos para los inversores. "También es malo para la economía, porque las instituciones financieras en dificultades tienen menos capacidad de proporcionar crédito", señala.