La banca española supera la prueba de estrés de capital sin problemas

Bankia, BBVA, Santander, CaixaBank, Popular y Sabadell superan los mínimos exigidos por la Autoridad Bancaria Europea

Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en MadridVídeo: FOTO Y EFE

Los seis grandes bancos españoles, que se han sometido al examen de capital de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), han aprobado la prueba sin problemas, como adelantó EL PAÍS el miércoles pasado. La EBA les ha aplicado unos recortes sobre su base de capital, con el supuesto de que empeora la economía, se deprecia la deuda soberana que tienen en sus carteras y cae el valor de los inmuebles. Ha examinado a 51 bancos de toda Europa.

Tras aplicar estos cálculos, el capital fully loaded (es decir, con la aplicación plena de las normas de solvencia) de Bankia, la entidad rescatada en 2012 que ha recibido 22.424 millones en ayudas públicas, ha sido la que mejor nota ha obtenido con un 9,6% en el escenario adverso en 2018.

El Santander ha obtenido un 8,2%, la misma nota que el BBVA, 8,2%, el Sabadell un 8,04%, mientras que Criteria Caixa, grupo al que pertenece CaixaBank, ha logrado un 7,8%. En último lugar está el Banco Popular, con un 6,62%. Esta entidad ha ampliado capital en 2.500 millones en junio pasado y si se tuviera en cuenta este dinero que ya está en su balance, alcanzaría el 9,95%.

Estas no han sido las primeras pruebas a las que se ha sometido a la banca europea. Ya en 2011, 2012 y 2014  hubo pruebas de esfuerzo. Es habitual que surjan problemas después de estos exámenes: la banca española aprobó mayoritariamente en 2012 y luego necesitó ayudas públicas, que forzaron al Gobierno a pedir el rescate bancario a Bruselas. Ahora el foco está sobre la banca italiana y alemana, que también aprobaron en pruebas precedentes. 

En esta ocasión, se ha examinado a 51 bancos más grandes, que incluirán el 70% del sector. Se aplicará sobre grupos consolidados, por lo que se juzgará a BFA-Bankia y a Criteria Caixa Holding (matriz de CaixaBank).

A diferencia de otras pruebas, esta vez lo ha hecho la EBA, con sede en Londres, y no el Banco Central Europeo (BCE), aunque el examinador dice haber tenido “una estrecha cooperación” con el organismo presidido por Mario Draghi.

En una nota, el Banco de España apuntó que "los resultados en la prueba de las entidades españolas muestran un grado de resistencia apreciable, superando con holgura los requerimientos de capital utilizados como referencia en pruebas de resistencia anteriores". 

Y añadió: "Una parte relevante de la caída estimada proviene en la mayoría de los casos del impacto de la progresiva eliminación del régimen transitorio de la normativa de solvencia en los tres años de duración del ejercicio. Descontado el efecto anterior, el impacto del ejercicio se reduciría significativamente, como se observa en la evolución de la ratio “fully loaded”.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS