Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EPA

El paro baja al 20% a pesar de que se frena la creación de empleo

La tasa de desempleo cae al nivel más bajo desde el verano de 2010

La recuperación laboral avanza. Ha bajado el paro en 216.700 personas entre abril y junio, hasta quedar en 4,57 millones. En paralelo ha caído la tasa de desempleo al 20%, según la encuesta de población activa (EPA). Pero esta vez se esperaba que el segundo trimestre fuera algo mejor. La creación de empleo se ha frenado. En tres meses se han creado 271.400 puestos de trabajo, muy lejos de los más de 400.000 que se crearon en el mismo periodo de 2014 y 2015. Lo mismo se aprecia si se analiza lo sucedido en los últimos 12 meses, cuando el empleo ha crecido un 2,4%, nueve décimas menos que en marzo.

EPA.  Una oficina de empleo en Madrid.

España sigue con una tasa de paro igual o superior al 20% un trimestre más. Solo Grecia supera en toda Europa. Ya van 69 meses así, casi seis años. Nunca hasta ahora el mercado laboral español, muy acostumbrado a porcentajes de desempleo muy altos, había encadenado tanto tiempo en este nivel, que superó a finales de 2010, según la EPA publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Desde que el mercado de trabajo comenzó a recuperarse a comienzos de 2014, el empleo ha llegado a crecer por encima del 3% anual, una velocidad muy alta. Todavía va a buen ritmo, pero en el segundo trimestre de este año ha caído bastante: el incremento del 2,4% —que ha llevado la ocupación hasta los 18,3 millones de trabajos— es casi un punto menos que el 3,3% logrado durante el primer trimestre.

También las cifras desestacionalizadas, en la que se eliminan los efectos de estacionales de la estadística, se ve ese freno. El incremento del empleo entre abril y junio es, en este caso, del 0,29%, frente al 0,75% del trimestre precedente.

Este enfriamiento ha sorprendido a los conocedores del mercado laboral. El servicio de estudios de BBVA, por ejemplo, señala que “fue menor de lo esperado”. BBVA Research esperaba casi 400.000 empleos más. Y el Instituto Flores de Lemus, preveía un incremento ligeramente menor, unos 368.000 puestos de trabajo, y una tasa de paro en el 19,6%.

Para hacer este cálculo, este órgano de análisis económico, dependiente de la Universidad Carlos III de Madrid, se basaba en la marcha de la afiliación a la Seguridad Social, que entre del primer trimestre al segundo ha aumentado una media de 436.000 cotizantes. También esto le sirvió al ministro de Economía, Luis de Guindos, para vaticinar en la pasada campaña electoral que este trimestre se iban a crear unos 450.000 empleos.

Tras esta sorpresa, está la caída de la ocupación en la agricultura, que en el último trimestre se ha dejado 17.200 empleos. También los servicios “decepcionaron”, como exponen los economistas de BBVA, que señalan que los 227.300 empleos suponen 126.900 menos de lo estimado por ellos.

Otro actor que ayudó a que hubiera menos puestos de trabajo de lo previsto ha sido el sector público, que en el último trimestre ha destruido 23.200 empleos, frente a la creación de 294.300 del sector privado.

Si el segundo trimestre del año (y también el tercero) suelen ser buenos para el mercado laboral, se debe especialmente al tirón de la temporada turística. Y esto marca el tipo de contratos que se firman. De abril a junio, hubo 166.300 asalariados temporales más frente a 86.400 fijos. Esto se ha traducido en un nuevo incremento de la temporalidad, que ya representa el 25,7% del empleo por cuenta ajena que hay.

Entre los datos divulgados por el INE, hay algún aspecto aparentemente contradictorio (no solo por la distancia con la evolución de la afiliación de la Seguridad Social): el aumento anual de horas trabajadas por todos los ocupados. El incremento porcentual de estas en el último año (3,9%) sí que mejora el del trimestre precedente (3,3%).

Un último elemento que ayuda a entender por qué el paro ha bajado menos de lo previsto es la evolución de la población activa, que ha subido en los últimos tres meses en 54.700 trabajadores frente a la caída prevista por Flores de Lemus de 9.700 personas en edad y disposición de trabajar.

Sin embargo, estos últimos datos no modifican el sesgo a la baja de los últimos tiempos en la población activa, que desde que tocara techo en 2013 ha perdido más de 600.000 personas. De hecho, en la reducción del paro en el último año en 574.000 desempleados, casi el 25% se debe a gente que ha abandonado el mercado laboral y no a creación de empleo.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información