Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wanda venderá el Edificio España a Baraka por 272 millones

El gigante chino confirma un principio de acuerdo con el "holding" murciano válido hasta el 15 de octubre

El conglomerado chino Wanda confirmó este viernes un principio de acuerdo con el grupo murciano Baraka para negociar la venta del emblemático Edificio España de Madrid. Ambas compañías han firmado un memorando de entendimiento según el cual la firma española desembolsaría 272 millones de euros por el inmueble, siete más de los que el gigante chino pagó al Santander en junio de 2014.

Fachada del Edificio España en Madrid.

Wanda y Baraka firmaron este acuerdo inicial el 12 de julio y este tiene validez hasta el próximo 15 de octubre, según informó la filial hotelera de la empresa china en un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong. La compañía asegura en varias ocasiones que las negociaciones siguen en curso y que la venta del inmueble es solamente una posibilidad, y advierte a los inversores de que este anuncio "podría o no conducir a un acuerdo formal". El memorando no es legalmente vinculante "con la excepción de ciertas disposiciones que se establecen en el mismo".

Los 272 millones de euros responden a la venta íntegra de Wanda Madrid Development, la sociedad que posee el Edificio España. Baraka, propiedad de Trinitario Casanova, ha avanzado un millón de euros como depósito de garantía, un monto que será devuelto en caso de que finalmente no se firmase el acuerdo definitivo en los próximos meses. Si las conversaciones llegan a buen puerto, este millón de euros se descontará sobre el precio final cuando se ejecute la transacción. Wanda promete a Baraka no negociar con nadie más la venta del inmueble, al menos hasta el próximo 15 de octubre.

Wanda compró hace dos años el Edificio España con la intención de construir en su interior un centro comercial, un hotel de lujo y varias viviendas, en un intento de exportar su modelo de Wanda Plazas en China que tanto beneficio le ha reportado. Pero el proyecto se estancó cuando el Ayuntamiento madrileño puso como condición el mantenimiento de la fachada y los alzados laterales, algo que Wanda creía inviable.

Acostumbrada a no encontrarse con problemas semejantes en China, el caso del Edificio España se convirtió en un auténtico quebradero de cabeza para la compañía china. A excepción de una entrevista concedida a la televisión estatal CCTV, el presidente y fundador de Wanda, Wang Jianlin, evitó pronunciarse sobre el proyecto en Madrid e impuso la ley del silencio en su empresa. En esta aparición ante las cámaras dejó clara su intención de deshacerse del inmueble si no se llegaba a un acuerdo con la administración local. Entonces dijo que la compra del edificio fue "una ganga", pero advirtió que no estaba dispuesto a perder dinero con su venta.

También sugirió que otras inversiones que había planeado en España -hace unos años prometió hasta 3.000 millones de euros en varios proyectos- se desplazarían a otros mercados. Aunque Wang no se refirió a ello de forma directa, uno de los planes pasaba por construir un gran complejo en el sur de Madrid que hubiera incluido el mayor parque acuático cubierto de Europa, en el marco de la llamada Operación Campamento. Este febrero la compañía anunció un proyecto similar, EuropaCity, que se construirá en las afueras de París.

Si la operación con Baraka culmina con éxito, Wanda se desprenderá de uno de sus mayores activos en España. La compañía china, sin embargo, seguirá presente en el país en dos de sus sectores en expansión: el deporte, con un 20% del accionariado del Atlético de Madrid; y el cine, con la reciente adquisición de Cinesa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >