Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Fondo de Garantía de Depósitos perdió 420 millones en 2015, un 53% más

En 2015 los bancos aportan la mitad porque también cubren los fondos para las crisis europeas

Fernando Restoy, presidente del Fondo de Garantía de Depósitos, en el Congreso de los Diputados.
Fernando Restoy, presidente del Fondo de Garantía de Depósitos, en el Congreso de los Diputados.

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) perdió 419,8 millones en 2015, lo que supone un 53% más que el ejercicio anterior. La razón de este aumento de las pérdidas es que los bancos han aportado 898 millones frente a los 1.644 millones de 2014 por la creación de un Fondo de Resolución y un Fondo de Garantía, ambos europeos, al que destinan la mitad de los ingresos.

El FGD, que cubre hasta 100.000 euros por titular y cuenta bancaria, dispone de 4.115 millones en deuda pública, frente a los 1.838 millones que tenía en 2015. El Fondo de Garantía explica en su memoria - en un lenguaje críptico- que con las aportaciones actuales, tiene cubiertos el 59,47% de los depósitos garantizados por este organismo.

El organismo está presidido por Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España, y el director general es Luis Lorenzo Olmeda. Aunque las aportaciones son privadas, de los bancos, la dirección corresponde al supervisor. El 30 de julio de 2012, el Fondo aprobó una derrama de 2.346 millones para hacer frente a las cajas que entraban en quiebra, que se harían efectivas en 10 aportaciones. El BBVA fue el único banco que no pudo descontar en esta aportación su participación en la Sareb, el banco malo, porque se negó a participar en el capital de esta sociedad. El resto del sector sí aplicó este descuento.

No obstante, además de cubrir los depósitos, tiene que hacer frente a la mayor parte de la morosidad que va surgiendo en algunas de las cajas vendidas a los bancos. Estos planes, llamados Esquemas de Protección de Activos (EPA), así como otros gastos, provocaron pérdidas de 176,3 millones en 2015.

Fuentes de este organismo aseguran que tienen ya dotados la mayor parte de las pérdidas previstas en los EPA de las cajas tuteladas, CCM y CAM. El Fondo ha pagado 118 millones a los depositantes del desaparecido Banco Madrid, una cantidad que dice que espera recuperar con la venta de activos del banco.

El Fondo recuerda que todavía no ha resuelto la quiebra del Banco de Valladolid, entidad nacionalizada en 1983 y vendida a Rumasa. Su antiguo presidente, Domingo López Alonso, pleiteó para evitar compensar al FGD por las pérdidas ocasionadas y aun se reclaman a sus herederos 1,6 millones de euros.