Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia quiere otra rebaja de las tarifas de los aeropuertos

“¿Es normal que las tarifas las fije el dueño de la empresa?”, señala el presidente de la CNMC

El presidente de la CNMC, José María Martín Quemada
El presidente de la CNMC, José María Martín Quemada EFE

Competencia se plantea pedir una rebaja del 2% en las tasas que AENA cobrará a las aerolíneas de 2017 a 2021, según fuentes del sector. AENA, sin embargo, quiere congelarlas. El pulso entre la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la gestora aeroportuaria no es nuevo. En 2015 ya surgieron discrepancias por los precios. Pero la empresa pública (el 51% es del Estado) tiene este año una nueva baza a su favor: el Gobierno ha decidido que el nuevo informe de la CNMC no sea vinculante, a diferencia de lo ocurrido en 2015.

“¿Es normal que las tarifas de AENA las fije el propietario del 51% de la empresa?”, señaló ayer el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada. Criticaba así que sea el Gobierno el único que tenga ahora la última palabra sobre los precios, una vez que el dictamen de Competencia ha dejado de ser vinculante. “¿No sería mejor que las fijara un organismo independiente como en Europa?”, insistió un curso organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la UIMP.

AENA, la empresa pública encargada de la gestión y el mantenimiento de los aeropuertos españoles, es el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros, con más de 590 millones de personas que han pasado por sus instalaciones en los últimos tres años, según sus datos. A todos ellos les afectará la decisión que tome la gestora sobre las tasas que cobra a las aerolíneas, porque este coste se repercute en los billetes de las aerolíneas.

Las compañías aéreas han solicitado que rebaje los precios y Competencia cree que debería reducir los costes por la enorme rentabilidad que tiene la empresa. Pero la propuesta de AENA es congelarlos al nivel de 2016, y así lo aprobó en la propuesta provisional de Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) para el próximo quinquenio 2017- 2021. Considera que sus precios son muy competitivos y la gestión, adecuada.

Rentabilidad disparada

El banco de inversión UBS afirmó que “incluso aunque se incorporara la bajada exigida por las compañías aéreas del 2,59%, AENA generará una rentabilidad sobre el flujo de caja libre de en torno al 8% por año, mientras que sus rivales europeos lograrán entre el 0% y el 3%”.

Hace un año, Competencia determinó que AENA debía rebajar los precios el 1,9%. Lo hizo a través de un informe vinculante que abrió una dura batalla con AENA, que incluso acudió (sin éxito) a los tribunales para evitar asumir la rebaja de la CNMC. Ahora, probablemente en julio, el organismo emitirá otro dictamen muy similar, con otra bajada cercana al 2%, según fuentes del mercado. Pero será no vinculante por decisión política, algo que sorprende en el sector y se considera contrario a los criterios internacionales de regulación del mercado. “No parece lógico que el Ministerio de Fomento sea quien determine las tarifas de una empresa como AENA, que está en Bolsa. Es algo paradójico y difícil de explicar”, critican fuentes de las aerolíneas. En su opinión, la repercusión de unas tarifas baratas incentivará la llegada de turistas y el tráfico de los aeropuertos, “algo que repercutirá positivamente en la economía”. Fuentes de Competencia declinaron realizar comentarios sobre su futuro informe.

AENA gestiona 46 aeropuertos y 2 helipuertos en España y participa directa e indirectamente en la gestión de otros 16 aeropuertos en Europa y América, entre ellos el londinense de Luton. Hasta marzo, la gestora de los aeropuertos españoles ha ganado 29,2 millones, un 140% más, tras mejorar ingresos un 10,2%. Y eso que desde el 1 de marzo se había visto obligada a bajar las tasas el 1,6% tras la presión de la CNMC.

La mejora trimestral llegó de la subida de viajeros —registró 42,7 millones de usuarios, un 14,4% más— . También de los mayores ingresos comerciales, por el consumo en tiendas y restaurantes (crecieron un 11%). Pero incluso sus ingresos aeronáuticos, que recibe por las operaciones de aerolíneas, suben con fuerza: hasta 502 millones, un 10% más.

Los buenos resultados del organismo se han reflejado en Bolsa. Salió al parqué en febrero de 2015, y 16 meses después acumula una subida del 105% en sus acciones. El Estado, como máximo accionista, se beneficia de la buena marcha: por dividendos a cuenta de 2015 le corresponden a las arcas públicas 207 millones de euros.