Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles reducirán sus gastos en vacaciones, según American Express

Una encuesta destaca el repunte de los alojamientos en pisos turísticos, que subirán un 73%

Turistas circulan por la acera en la Barceloneta.
Turistas circulan por la acera en la Barceloneta.

La incertidumbre política y económica pasará factura al gasto de los españoles durante este verano. Eso es lo que asegura American Express, firma especializada en tarjetas de créditos, que ha realizado un estudio a partir de una encuesta en la que destaca que un 32% de los encuestados admite que ha reducido su presupuesto para esta temporada de vacaciones, sobre todo por las menores expectativas de crecimiento y la falta de Gobierno. Las familias que viajen este verano tienen previsto destinar a las vacaciones, de media, 2.246 euros, mientras que el año pasado este presupuesto ascendía a 2.273 euros, según el barómetro de American Express.

American Express elabora su encuesta a través de más de 400 entrevistas a familias con, al menos, 30.000 euros anuales de ingresos. De este grupo, un 36% de los casos realizará dos viajes este verano. No obstante, otro 11% cree que la incertidumbre política y económica le influenciará en su intención de viajar o no este verano. La gran parte del gasto de los que viajen se irá, como de costumbre, al alojamiento y transporte, aunque este sondeo revela que el presupuesto destinado a las compras y los regalos crecerá hasta copar el 7% del presupuesto total. "Un capítulo de gasto vacacional que crece como tendencia", apunta American Express.

La encuesta recalca también que los alojamientos en pisos alquilados a particulares, a través de plataformas como Airbnb, crecerán un 73% con respecto al año anterior. Un repunte que refleja la mayor confianza en las opciones ofrecidas por la llamada economía colaborativa, y que revela el mayor atractivo de los destinos urbanos. "Cabe destacar que el turismo de ciudad (city breaks, en inglés), estancias cortas en las ciudades europeas, sube dos puntos respecto al verano de 2015 y es la fórmula elegida por el 26% de los que viajarán este verano", explica American Express en su nota. Las islas españolas, por el contrario, pierden peso entre los turistas nacionales, pasando del 18% al 12% de las preferencias.

Un turista informado

El turista español suele informarse y ser más autónomo en la planificación de su viaje. Es bastante previsor, puesto que organiza su viaje, de media, dos meses antes de la fecha de la escapada. Y se fía de los comentarios que lee en la web en cuanto a valoración de hoteles y compañías de viajes. El 79% contrata directamente en el canal online y solo un 20% recurre a la agencia de viajes presencial, calcula el barómetro de American Express.

Las redes sociales se afianzan como uno de los instrumentos para comparar impresiones y juicios sobre los viajes. Una amplia mayoría de encuestados (77%) afirma utilizar Internet para ver las opiniones de otros viajeros sobre sus posibles destinos. Uno de cada dos lee los comentarios que evalúan las estancias en los hoteles. Y pese a que el alojamiento en pisos turísticos crece, la encuesta subraya que para un 44% de españoles los establecimientos hoteleros siguen siendo su opción preferida para sus estancias.

Con respecto a los métodos de pago, el barómetro de American Express señala el menor uso del dinero en efectivo para el pago en hoteles y transporte. En este sentido, casi el 20% de los españoles dice estar dispuesto a pagar a través del móvil, aunque para el 60% de los encuestados este medio sigue despertando desconfianza.

Más información