Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigado el secretario de la CNMV por presunta revelación de secreto

Un juzgado de Madrid reabre la querella de Jaime Botín por divulgar información confidencial del expediente sancionador que multó al banquero

La Audiencia Provincial de Madrid ha acordado reabrir la causa contra Fabio Pascua Mateo, secretario de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por un presunto delito de revelación de secretos, según un auto dictado el pasado 3 de abril por el magistrado ponente Julían Abad Crespo. Las diligencias son el resultado de una denuncia presentada por Jaime Botín, ex presidente de Bankinter, por la presunta revelación de datos secretos del expediente sancionador seguido por este organismo regulador contra el denunciante por no haber comunicado su participación real en la citada entidad bancaria.

Jaime Botín en Santander, el día del funeral de su hermano Emilio, en septiembre de 2014
Jaime Botín en Santander, el día del funeral de su hermano Emilio, en septiembre de 2014

Botín acusa al secretario de la CNMV de revelar a varios medios de comunicación datos confidenciales y reservados de su expediente sancionador que conllevó una multa de 700.000 euros por ocultar al mercado desde 1993 a 2010 que poseía un 7,8% del capital de Bankinter en un banco suizo. La Audiencia Nacional anuló la citada multa,  la más alta aprobada por la CNMV en su historia, por el retraso del Ministerio de Economía en tramitarla. El organismo regulador reabrió un segundo expediente por los mismos hechos y multó de nuevo a Botín con 500.000 euros por infracción muy grave.

La querella del banquero, primer accionista de Bankinter, contra Fabio Pascua, habia sido sobreseida provisionalmente, pero el auto fue recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial por la defensa del denunciante al entender que se cometió un presunto delito de revelación de secreto que, según el artículo 417 del Código Penal, está penado para los funcionarios públicos con multa e inabilitación de uno a tres años y prisión de dos a cuatro años.

Ahora, la Audiencia Provincial estima parcialmente el recurso y revoca el sobreseimiento decretando que se continue la instrucción de la causa "con la practica de las diligencias consistentes en que se interese de la CNMV informe acerca de si en el expediente de investigación interna realizado por su departamento jurídico con motivo de la filtración de los hechos objeto de dicha denuncia se hubiera conseguido la identificación de la persona que hubiera realizado tal filtración, y que se informe por la misma entidad sobre los datos que le pudieran constar en relación a las visitas realizadas por los periodistas que publicaron datos del expediente sancionador en fechas próximas a tales publicaciones, así como las personas con quien pudieran haberse entrevistado".

Esta revocación supone que se mantiene la imputación del secretario de la CNMV y que se practicarán algunas de las diligencias solicitadas por el denunciante dirigidas a identificar a la persona que filtró los datos confidenciales del expediente. El segundo expediente contra Jaime Botín fue recurrido ante la Audiencia Nacional y ante el Tribunal Supremo.