Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CEOE calcula que el envejecimiento facilita la reducción del paro al 8% en 2025

Hasta 2017 la patronal estima que el número de desempleados bajará en unas 900.000 personas

Jubilados en el Parque del Retiro en Madrid.
Jubilados en el Parque del Retiro en Madrid.

La sociedad española envejece y eso tiene sus consecuencias en el mercado laboral. Una de ellas será la caída de la población activa y con ella, la de la tasa de paro. Al fin y al cabo, un desempleado en un activo sin trabajo. Según los cálculos de CEOE, el porcentaje bajará al 8% en 2025, 18 años después de que se alejara de esa cota.

La gran patronal, CEOE, ha elaborado un estudio sobre el envejecimiento de la población española y sus efectos en el mercado laboral partiendo de los datos del INE, tanto de la Encuesta de Población Activa como de sus proyecciones demográficas. En ellas estima que si en España el empleo creciera a un ritmo del 1,5% anual, la tasa de paro bajaría al 8% en 2023. Si la previsión de crecimiento se eleva al 2%, entonces la fecha en que el desempleo se reduciría a ese nivel, sería 2023.

A más corto plazo, CEOE prevé que la tasa de paro podría situarse en el 18% a finales de 2017. Para llegar a esa conclusión afirma que en los próximos dos años se van a crear unos 850.000 empleos a los que habría que añadir una caída de población activa de 50.000. Así el paro se reduciría en 900.000 personas.

El envejecimiento y sus consecuencias sobre la población española suponen una amenaza para la sostenibilidad del sistema de pensiones, han afirmado el director del departamento de Asunto Económicos y Europeos de CEOE, Bernardo Aguilera, y la responsable del Servicio de Estudios, Edita Pereira. No obstante, los responsables de la patronal se han quedado ahí y no han dejado recomendaciones sobre qué hacer.

En el estudio, se expone el envejecimiento de la sociedad entre 2002 y 2015. Se expone que en ese periodo la población entre 15 y 34 años ha pedido 2,2 millones de personas. En el mismo periodo de tiempo, las cohortes de más edad han ganado. Entre 35 y 64 años hay ahora 4,9 millones de personas más, y de 65 años en adelante, 1,6 millones más.