Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La eliminación de los billetes de 500 euros se debate hoy en el BCE

El Eurobanco vota si se deja de imprimir este papel moneda para evitar su uso ilícito

Billetes de 500 euros.

El Banco Central Europeo debate hoy la posibilidad de terminar con los billetes de 500 euros, por los problemas que suscita su elevado valor, que suele aprovecharse en actividades ilícitas. La idea sería dejar de imprimir estos billetes y que los existentes se fueran retirando. La desaparición sería progresiva. En ningún caso dejarían simplemente de tener valor sino que los países dejarían de producirlos.

Para acabar con los billetes morados es necesaria una mayoría en el Consejo de Gobierno del BCE, que reúne a los seis miembros del Consejo Ejecutivo y a los 19 gobernadores de los bancos centrales de los países del euro. En principio Alemania no es muy favorable a la idea, pero es difícil que logre hacer valer esa oposición.

En febrero de este año, pese a que el BCE lleva años rechazándolo, el presidente del Eurobanco, Mario Draghi, reconoció que se buscaban fórmulas técnicas para poner en marcha esta iniciativa que trata de luchar contra prácticas delictivas como el blanqueo de dinero o la financiación del terrorismo. “Hay dudas sobre cómo adoptar la decisión y cómo comunicarla. Queremos hacer cambios, pero de forma ordenada. Pero puedo asegurar que estamos decididos a que la producción del dinero no proporcione ninguna comodidad a los criminales”, dijo Draghi.

Entre los argumentos a favor de acabar con ellos, está su poco uso habitual (un 56% de los ciudadanos europeos nunca ha visto un billete de 500 euros, según un estudio del Banco Central Europeo (BCE)), que los empresarios no lo consideran interesante para las transacciones económicas y que se imponen cada vez más los medios de pago electrónico entre los consumidores. Pero el debate surge sobre todo por su uso en actividades ilícitas.

Cuando se desarrolló el euro, la creación de este billete de tan elevado valor era un guiño a Alemania, Holanda y Austria, que reclamaban un billete alto porque era parte de su cultura monetaria. El billete de 500 euros es uno d elos de mayor valor en el mundo, superado por el de 1.000 francos suizos (909 euros) y el de 10.000 dólares de Singapur (66.357 euros).

Más información