El Santander gana 1.633 millones hasta marzo, un 5% menos

La depreciación de las divisas de América Latina y la caída de los ingresos financieros lastran los resultados

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de resultados del banco.
El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de resultados del banco.Carlos Rosillo

Los bancos siguen atravesando momentos difíciles. Banco Santander obtuvo en el primer trimestre de 2016 un beneficio de 1.633 millones de euros, lo que supone un descenso del 5% con respecto al mismo periodo de 2015. El banco atribuye esta caída "al descenso de todas las divisas de los países donde está presente el grupo, con excepción del dólar, se han depreciado frente al euro". Sin el impacto del tipo de cambio, los resultados hubieran aumentado un 8%.

El mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil ha visto como se frenaban sus motores más importantes: Reino Unido y Brasil. La filial con sede en Londres ganó 453 millones hasta marzo, un 3,9% menos en euros, y Brasil obtuvo 359 millones, un 24,8% de caída. Esta situación, sumado a la caída del 10% en los beneficios de España y el 68% de descenso registrado en Estados Unidos, explican los resultados en euros.

En cuanto a la distribución del beneficio, el 61% tiene su origen en Europa y el 39% en América. Por países, la mayor aportación corresponde a Reino Unido, con un 23%, seguido de Brasil (18%), España (15%), México (7%), Portugal y Chile (6% cada uno), Estados Unidos (4%), Argentina y Polonia (3% cada uno). Santander Consumer Finance, que opera en más de una decena de países en Europa, especialmente en Alemania, España y Países Nórdicos con créditos al consumo, aporta ya el 13% del beneficio, tras ganar 251 millones, con un crecimiento del 14% en euros.

La entidad presidida por Ana Botín, que cuenta con unos activos valorados en 1,33 billones, (mayor que el PIB de España), admite que "el contexto económico internacional complejo y los tipos de interés históricamente bajos en el euro y la libra" han lastrado sus resultados, aunque ha conseguido aumentar un 4% los créditos y los recursos de clientes. Los ingresos comerciales caen un 5%, aunque sin efecto del tipo de cambio subirían un 6%. El resultado por operaciones financieras, "que por su vinculación a los mercados son más volátiles, caen un 24%", explica el banco.

España gana un 10% menos

España sigue sin dar alegrías al Santander afectado por los bajos márgenes, la competencia y los costes de la nueva cuenta 1,2,3. El beneficio alcanza 307 millones, un 10% menos. El conjunto de la cartera de créditos asciende a 156.134 millones, un 3% menos que marzo de 2015 "por la menor financiación del sector público". No obstante, el nuevo crédito a empresas y pymes sube un 2% y los depósitos en cuenta corriente, un 8%. La Cuenta 1,2,3 "supera el millón de clientes y crece la cuota en nóminas y pensiones", según la entidad.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

"Los bajos tipos de interés y el atractivo de la Cuenta 1,2,3 llevan a que los depósitos a plazo caigan un 28%, mientras que a la vista aumenten un 8% y el patrimonio en fondos de inversión, un 1%. El coste de los depósitos, que había crecido una centésima en los dos trimestres anteriores, registra ahora un descenso de ocho con respecto al trimestre anterior y de 14 con respecto a un año antes", explica el banco en un comunicado.

El banco explica la caída del resultado del Reino Unido por un recargo al impuesto de sociedades. Los créditos suben un 3% y un 5% los recursos de clientes. En cuatro años, la Cuenta 1,2,3 ha sumado 4,8 millones de clientes.

El Brasil la entidad logra un beneficio atribuido de 359 millones de euros, un 24,8% menos por la depreciación del real. El crédito baja un 1% y los recursos de clientes, suben un 10%. Las provisiones se elevan el 16% sobre un primer trimestre de 2015 "que fue relativamente bajo".

En cuanto a Estados Unidos, el beneficio atribuido de los primeros tres meses ha sido de 90 millones de dólares, "con descenso significativo sobre el mismo periodo de 2015", admite el banco, ya que el resultado ha caído 68%. El Santander lo explica por "el impacto temporal de algunas de las actuaciones que estamos realizando: creación de la holding, inversión en franquicia y prioridades en consumo". Estados Unidos se está convirtiendo en un quebradero de cabeza difícil de solucionar ya que la entidad ha suspendido las pruebas de estrés de los últimos ejercicios.

“Los resultados superan lo previsto en el plan a tres años y cumplimos con todos los objetivos marcados. Los ingresos y el crédito a clientes aumentan un 4% (sin efecto del tipo de cambio). La tasa de mora mejora, aumenta el core capital (el capital de máxima calidad) hasta el 10,27%", dice Ana Botín en la nota. También recuerda que "el número de clientes digitales crece un 17%, hasta alcanzar 17,8 millones, con un aumento del 49% en los que utilizan de manera habitual aplicaciones móviles”.

En cuanto a los costes, el ratio de eficiencia (que mide lo que se gasta por cada 100 euros de ingresos) se sitúa en el 48,1%, con una mejora de 1,7 puntos con respecto al último trimestre del año pasado, "y es de los mejores niveles de la banca internacional", apunta la entidad. El banco se ha marcado el objetivo de llevar este ratio por debajo del 45% en 2018.

El beneficio por acción hasta marzo pasado se ha situado en 0,11 euros, lo que supone un descenso del 10,8% respecto al del mismo periodo del año pasado. 

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS