Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón amaga con devaluar su moneda

La fortaleza del yen, en máximos de 17 meses frente al dólar, pone en jaque los esfuerzos para reactivar la economía

Varios operadores japoneses trabajan delante de pantallas que marcan el tipo de cambio entre el yen y el dólar estadounidense.rn
Varios operadores japoneses trabajan delante de pantallas que marcan el tipo de cambio entre el yen y el dólar estadounidense. AP

Japón libra una dura batalla contra la deflación para dejar atrás el estancamiento económico, pero un nuevo frente pone en peligro las pequeñas victorias logradas en los últimos meses. El valor de la moneda nipona, el yen, alcanzó esta semana niveles máximos en 17 meses frente al dólar estadounidense, una mala noticia para el potente sector exportador japonés que se ha beneficiado en los últimos años de una divisa débil. Tokio advirtió este viernes que si es necesario intervendrá para revertir esta tendencia.

"Estamos observando los movimientos (del mercado de divisas) con una sensación de nerviosismo. Las fluctuaciones excesivas y los movimientos turbulentos tienen efectos adversos (para la economía nipona)", aseguró el ministro de Finanzas, Taro Aso, informa Efe. "Dependiendo de la situación tomaremos las medidas necesarias", añadió, aunque no quiso aclarar si se refería a una intervención del mercado de divisas.

Desde que el actual primer ministro Shinzo Abe llegó al poder en 2012, Japón ha emprendido un inédito programa de estímulo monetario masivo que llevó al yen a niveles mínimos, lo que disparó las ventas al exterior de Japón al abaratarse sus productos. En los últimos meses, sin embargo, la volatilidad en otras economías ha llevado a los inversores a apostar por el yen por su condición de moneda refugio. La menor velocidad de la Reserva Federal estadounidense para subir tipos también ha debilitado al dólar. Desde principios de año, la moneda japonesa se ha apreciado más de un 10% frente al billete verde.

Los comentarios de las autoridades frenaron momentáneamente la tendencia y el yen terminó intercambiándose alrededor de las 108 unidades por dólar (el jueves llegó a los 107). Los analistas dudan que, en el contexto actual, Japón decida intervenir directamente los mercados de divisas porque supondría una nueva fuente de volatilidad en los mercados financieros internacionales y levantaría recelos entre sus principales socios comerciales, como Estados Unidos o China. En una entrevista al periódico The Wall Street Journal, Shinzo Abe aseguró esta semana que "hay que evitar definitivamente la devaluación competitiva cualesquiera que sean las circunstancias".

Esto, sin embargo, no significa que el país decida ampliar por enésima vez su programa de estímulos o recorte de nuevo los tipos de interés para lograr tal fin. "Aunque consideramos que la intervención en los mercados de divisas es improbable, los movimientos del yen ponen cada vez más presión sobre el Banco de Japón para que anuncie una mayor flexibilización a finales de este mes", asegura Marcel Thieliant, economista para Japón de Capital Economics. La próxima reunión del ente se celebrará en los próximos 26 y 27 de abril.

En febrero, ante unas perspectivas económicas desalentadoras, el organismo regulador dio una sorprendente vuelta de tuerca a la política monetaria del país y situó los tipos de interés en terreno negativo (-0,1%) por primera vez en la historia. En el cuarto trimestre de 2015 la economía se contrajo un 0,4% en comparación con el trimestre anterior y se espera que, ante la falta de buenas noticias y el empeoramiento de la confianza empresarial, el Banco central nipón recorte aún más la tasa de referencia.

Más información