Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Rioja, Comunidad Valenciana y Murcia, las que más crecen en 2014

Madrid se mantiene como la primera en PIB per cápita, con casi el doble que Extremadura

La Rioja, Comunidad Valenciana y Murcia, las que más crecen en 2014 pulsa en la foto

El análisis regional de cómo empezó a recuperarse la economía española de su peor crisis desde la posguerra deja algunas pistas: las comunidades más turísticas fueron las que crecieron con más fuerza en 2014, mientras que el noroeste y Castilla-La Mancha quedan rezagadas. Es una regla con excepciones: la más llamativa, la de La Rioja, cuyo PIB avanzó un 2% gracias a la industria. Comunidad Valenciana (1,9%) y Región de Murcia (1,8%) completan el pódium del crecimiento.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha trasladado a escala regional las nuevas estimaciones que hizo sobre como evolucionó la economía española durante el periodo de crisis, unos cálculos que desvelaron una recesión más intensa y prolongada entre 2011 y 2013 —una etapa marcada por los ajustes presupuestarios, el rescate de la banca y la incertidumbre sobre el euro— que la Gran Recesión de 2008-2009, tras el colaposo financiero internacional. Los datos publicados este miércoles confirman que La Rioja fue la comunidad más pujante en 2015, aunque con un crecimiento más moderado (2% frente a 2,5%) que el que se le adjudicó en una primera valoración, en primavera.

Cataluña amplía su ventaja

La primera economía regional sigue siendo Cataluña, que en 2014 amplío su ventaja respecto a la Comunidad de Madrid. El PIB catalán alcanzó los 197.000 millones, frente a los poco más de 196.000 millones en que el INE valora el PIB madrileño.

La crisis fue más intensa en Cataluña hasta 2012, cuando el PIB madrileño llegó a ser superior. Pero el año siguiente la economía madrileña retrocedió en mayor medida.

La revisión al alza más significativa es la que hace referencia a la Comunidad de Madrid, cuyo crecimiento pasa a estar por encima (1,6%) del promedio nacional (1,4%), cuando hace unos meses el INE calculaba que el PIB madrileño había avanzado solo un 1% en 2014. En el otro extremo se sitúan Castilla-La Mancha (su estimación de crecimiento pasa del 1,2% al 0,3%) Extremadura (del 2,2% al 1,3%) o Baleares (del 1,9% al 1,2%), que encajan rebajas significativas.

El nuevo mapa autonómico del crecimiento en 2014 muestra a las dos potencias regionales (Cataluña y Madrid) con avances del PIB ligeramente superiores al promedio nacional, a tres comunidades con un importante peso del sector turístico (Comunidad Valencia, Región de Murcia y Canarias) entre las más dinámicas, y a buena parte del noroeste (Galicia, Asturias, Castilla y León o Cantabria) en el furgón de cola.

Renta por habitante

Los datos referidos a La Rioja y Castilla-La Mancha son singulares. La primera encabeza el crecimiento autonómico por el buen comportamiento de su industria (crece un 4,3%, un 7% en el caso de las manufacturas) que ha ganado peso en el PIB riojano durante la crisis (ha pasado del 25% al 28% del total). Por su parte, la economía de Castilla-La Mancha, que cierra la clasificación de 2014, sufre el estancamiento del valor añadido que genera la Administración, la educación y la sanidad, y el desplome de la actividad agraria (7% menos).

Los datos de contabilidad regional permiten también relacionar el valor añadido generado en un año con la población. Las novedades son aquí menores: la Comunidad de Madrid es la comunidad con mayor PIB per cápita (30.755 euros por habitante en 2014), seguido por País Vasco (29.277 euros per cápita), Navarra (27.709 euros per cápita) y Cataluña (26.624 euros per cápita). Desde 2005, cuando Navarra superó puntualmente a País Vasco, las cuatro primeras posiciones en PIB per cápita se han mantenido estables.

El promedio en España queda fijado en 22.412 euros por habitante, mientras que el PIB per cápita de Extremadura se queda a la mitad del que registra la Comunidad de Madrid. De hecho, ésta es la única comunidad que supera el promedio de la zona euro (29.900 euros por habitante) y solo País Vasco y Navarra superan también el PIB por habitante de la Unión Europea (27.400 euros).

Si se sigue la metodología europea, que estima la renta por habitante en paridad de poder de compra (para corregir las diferencias en niveles de precios en la comparación internacional), Cataluña, Aragón y La Rioja también rebasan el promedio de los Veintiocho.

Más información