Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yahoo renuncia a separar en otra empresa los activos de Alibaba

La operación no podrá beneficiarse de las ventajas fiscales que se esperaban y en su lugar podría hacerlo con la web

El consejo de administración de Yahoo cambia de rumbo. Si el pasado enero autorizaba a colocar los activos de Alibaba en una compañía independiente, ahora decide dejar las cosas como están. Los accionistas presionaban para que no se desprendiera de ellos por el alto riesgo fiscal de la operación para los inversores. La dirección de la compañía debe encontrar ahora una alternativa.

En aquel momento la participación de Yahoo en Alibaba estaba valorada en unos 40.000 millones de dólares. Ahora esos 384 millones de acciones valen 32.000 millones. El propósito de esta escisión era reducir la carga fiscal asociada al retorno bursátil del portal de comercio electrónico chino pero no estará excenta de impuestos. Yahoo controla en la actualidad el 15,4% del capital Alibaba.

Las acciones de Yahoo se apreciaron un 2,5% tras el anuncio. La decisión unánime del consejo revela dos admisiones. La primera, que la carga fiscal de la separación era demasiado elevada. La segunda, que el plan de transformación en marcha desde hace tres años no da resultados tangibles. Por tanto, se anticipa un 2016 turbulento para la compañía que dirige Marissa Mayer.

La separación debía completarse a final del ejercicio en curso y Yahoo tenía hasta este miércoles para precisar lo que iba a hacer. El directorio de la puntocom lleva una semana estudiando diversas alternativas para revitalizar su negocio, como vender sus operaciones de web y otros activos. Entre los interesados podrían estar Verizon, que acaba de adquirir Aol, y el operador de cable Comcast.

Coste fiscal elevado

La escisión del negocio en Internet, el pilar central de Yahoo, sería de hecho fiscalmente más ventajosa y es algo que reclaman los inversores activistas. También está en el aire lo que pueda hacer con Yahoo Japan. Este desenlace supone un nuevo revés para la gestión de Marissa Mayer, que con su estrategia se está mostrando incapaz de potenciar los ingresos y su rentabilidad.

Mayer se puso al frente de Yahoo en el verano de 2012. La cifra de negocio es casi un 10% inferior a la de hace tres años pese a todas las compras que realizó para consolidarse más como una compañía de medios. La participación en Alibaba es, de hecho, su activo más rentable y el que estaba permitiendo a la compañía atraer inversores, pese a la corrección que sufrió en el mercado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información