Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro cree que cumplirá el déficit gracias a la fuerza de la recaudación

Pronostica que los ingresos crecerán con fuerza en el último tramo del año pese a la rebaja fiscal

Cristóbal Montoro durante la rueda de prensa.
Cristóbal Montoro durante la rueda de prensa.

La brecha entre gastos e ingresos presupuestarios de la Administración central, las comunidades autónomas y la Seguridad Social se estrechó durante los diez primeros meses del año hasta los 37.121 millones de euros, equivalentes al 3,44% del PIB. Este desfase no recoge el saldo positivo de las corporaciones locales, cuya rendición de cuentas lleva cierto retraso.

Con estas cifras, las últimas que se publican antes de las elecciones, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ha mostrado este martes confiado en poder cumplir con los deberes presupuestarios impuestos por Bruselas que consisten en reducir los números rojos de las Administraciones Públicas al 4,2% del PIB.

Desglose del déficit del Estado por entidades y conceptos ampliar foto
Desglose del déficit del Estado por entidades y conceptos

La mayoría de los analistas y centros de estudios pronostican que el Gobierno no logrará cumplir con los objetivos presupuestarios y elevan al 4,8% el agujero presupuestario que registrarán las Administraciones Públicas en 2015, sobre todo por el desfase de las comunidades autónomas y la Seguridad Social.

El ministro, sin embargo, considera que el objetivo presupuestario de Bruselas “es el deseable”. Y agrega: “Estamos en la senda de conseguirlo. Es perfectamente alcanzable”. El titular de Hacienda, que compareció por primera vez ante los medios para explicar el avance de las cifras presupuestarias, argumenta que las sendas rebajas del IRPF, la que entró en vigor en enero de este año y la de junio, han servido para estimular la economía y acelerar la recuperación.

Montoro explica que el coste de la reforma fiscal hasta octubre fue de 5.551 millones de euros. Pese a ello esgrime un aumento de la recaudación tributaria del 6,1% superior a la prevista en los presupuestos de este año. En términos de caja, la Agencia Tributaria está ingresando casi 7.500 millones más que a la misma altura del año pasado, impulsado sobre todo por el auge del IVA, un 7,7% más, y del impuesto sobre sociedades cuyas bases imponibles se disparan un 27%.

A pesar de la euforia del ministro, en vísperas de la campaña electoral, los principales organismos internacionales y centros de análisis económicos prevén que España no logrará cumplir el déficit porque, entre otras cuestiones, en el tercer trimestre del año la economía española se ralentizará afectada por las turbulencias generadas por la desaceleración de China y la crisis de los emergentes. Montoro, sin embargo, pronostico un buen dato de crecimiento para el último tramo del año. “Ese ritmo de recaudación no es compatible con una desaceleración a final de año”.

Más información