EE UU dice que el escándalo de Volkswagen es mayor de lo declarado

La EPA dijo que la nueva información fue comunicada por la compañía durante una reunión

El consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller, el Wolfsburgo (Alemania), el 20 de noviembre de 2015.
El consejero delegado de Volkswagen, Matthias Müller, el Wolfsburgo (Alemania), el 20 de noviembre de 2015. INA FASSBENDER (REUTERS)

La agencia de Estados Unidos que se encarga de la protección del medioambiente (EPA, según sus siglas en inglés) ha señalado este viernes que el escándalo de los motores de Volkswagen es mayor de lo inicialmente denunciado, después de que el fabricante alemán reconociese el trucaje de todos los motores diésel de tres litros desde 2009. La EPA ha declarado que la investigación incluye ahora todos los vehículos diésel de las marcas Volkswagen y Audi equipados con motores de 3.0 litros.

La EPA ha apuntado que la nueva información fue comunicada por la compañía durante una reunión que Volkswagen mantuvo el jueves con la agencia medioambiental. En el encuentro, el gigante automovilístico alemán habría admitido que los vehículos trucados para ocultar el nivel de sus emisiones contaminantes eran todos los modelos de las marcas Volkswagen y Audi equipados con motores diésel de 3 litros, fabricados entre 2009 y 2016.

Más información
Volkswagen trucó sus coches para evitar los límites a las emisiones
Volkswagen pierde 1.673 millones en tres meses por el caso de las emisiones
Bruselas se ve forzada a suavizar el plan de emisiones de coches

Inicialmente, la agencia estadounidense había acusado a Volkswagen de instalar un software ilegal que oculta las emisiones reales de los motores diésel de la compañía alemana en unos 10.000 vehículos de las marcas Volkswagen y Audi de tres litros. Tras la nueva revelación, todavía no se sabe cuántos vehículos del grupo estarían afectados por el fraude, tanto en EE UU como en el resto del mundo.

El software es el mismo que Volkswagen habría colocado en 482.000 vehículos vendidos en el país norteamericano y equipados con motores diesel de 2 litros y cuya instalación fraudulenta fue denunciada por la EPA en septiembre de este año, desencadenando el escándalo que afecta al fabricante alemán en todo el mundo.

El escándalo de Volkswagen puso en el punto de mira a la compañía alemana y desató una crisis en el sector del automóvil. El grupo se enfrenta ahora a una sanción multimillonaria por instalar en sus vehículos un programa informático diseñado para falsear los límites de las emisiones, según la agencia estadounidense que se encarga de la protección del medioambiente.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS