Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sony deja de vender cintas para Betamax tras 40 años de fabricación

VHS desbancó en los 90 este formato japonés, creado en los setenta, pero todavía se vendían los consumibles, sobre todo por su uso extendido en el ámbito profesional

Tres aparatos de vídeo Betamax, fabricados en 1979, 1981 y finales de los ochenta, por ese orden Ampliar foto
Tres aparatos de vídeo Betamax, fabricados en 1979, 1981 y finales de los ochenta, por ese orden

Sony dejará de vender cintas del sistema Betamax. La multinacional japonesa ha anunciado el fin de esta tecnología cuarenta años después de su nacimiento. No puede considerarse que fuera un éxito, ya que, en una encarnizada lucha con el sistema VHS, fue desbancada ya en los noventa. Sin embargo, aunque hace muchos años que los últimos estrenos de Hollywood no llegan en formato beta, tenía todavía un hueco entre los profesionales y algunos nostálgicos que se resistieron a aceptar la victoria de VHS.

La multinacional japonesa ha anunciado el fin de la venta a través de un comunicado en su web (en japonés). Explica que los últimos modelos que todavía comercializaba, de los modelos Beta "EL-500B", "500MHGB" y Casete Micro MV "MGR60", dejarán de producirse y venderse en marzo de 2016. Recuerda que ya no fabricaban los reproductores de esos productos, aunque seguían distribuyendo las cintas para usarlos. Es un formato que todavía se usa en algunas televisiones, aunque ya de forma residual en favor de formatos digitales.

Sony fabrica cintas beta, para el sistema Betamax, desde 1975. Y hasta 2002 vendió los últimos aparatos que las usan, según recuerda en su comunicado.  En cuanto a las casetes magnéticas Micro MV, que también abandonan, se producían para un tipo concreto de cámaras de vídeo, que también dejaron de comercializarse en 2005.

Según ha comunicado la compañía, se vendieron 18 millones de equipos de vídeo beta desde su lanzamiento. "En el momento cumbre del producto", en 1984, se vendieron cerca de 50 millones de cintas beta al año.

Betamax nació en 1975. Durante un año, fue el rey del vídeo doméstico. Sin embargo, JVC y Panasonic lanzaron en 1976 el VHS. La batalla entre VHS y Betamax tuvo en vilo a la industria y los consumidores. Durante años convivieron estos dos formatos de vídeo diferentes, no compatibles entre sí, y que obligaba a los compradores a decidirse por uno de ellos, con el riesgo de que después las películas acabaran por editarse en el contrario. Finalmente, perdieron quienes habían elegido Betamax, aunque la resolución de sus cintas era mejor. Pero no querer compartir su tecnología con los otros fabricantes, lo que encarecía sus equipos, le pasó factura.

Según recuerda BBC, en 1984 solo 12 compañías fabricaban aparatos compatibles con Betamax, mientras había 40 fabricantes de reproductores VHS. Como consecuencia, ese mismo año Sony vendió 2,3 millones de unidades de su cinta para vídeo y JVC tres veces esa cantidad. Pese a la caída en picado de ventas en los hogares, algunas televisiones y productoras de contenidos audiovisuales siguieron apostando en los noventa por el formato Betamax, aunque también ha sido sustituido progresivamente por los soportes digitales.