La Audiencia investigará las denuncias por estafa contra Bankia

Este órgano centralizará los casos de preferentistas dispersos en juzgados de toda España

Una operaria limpia un logo de Bankia en Valencia.
Una operaria limpia un logo de Bankia en Valencia.EFE

El Tribunal Supremo ha ordenado a la Audiencia Nacional que investigue todas las denuncias por estafa contra Bankia presentadas por particulares en juzgados de toda España. En un auto conocido este viernes, el alto tribunal señala que la intervención de los empleados de cada oficina que colocaron el producto entre sus clientes es solo una parte “enmarcada en el comportamiento más amplio de la entidad” que debe valorarse “a partir del diseño mismo del producto”. La decisión del Supremo supone ampliar a la comercialización la investigación sobre las preferentes que lleva a cabo el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y que hasta ahora se ha centrado en la cúpula de Caja Madrid y Bancaja, ahora Bankia, como diseñadores de este producto.

La decisión del Supremo responde a un conflicto de competencias planteado a partir de la denuncia de dos particulares en un Juzgado de Majadahonda (Madrid). Las clientes habían comprado 48.000 euros en participaciones preferentes en una oficina de este municipio pero en su denuncia por delitos de estafa se centraron en los “administradores responsables de Bankia”. “Lo fundamental de la actuación de Bankia es que hemos sido engañadas y que el comportamiento de Bankia nos ha originado graves pérdidas económicas”, expusieron.

El Juzgado de Majadahonda se inhibió a favor de la Audiencia Nacional por considerar que las clientes piden que se investigue a los administradores de la entidad, contra los que ya hay abierta una causa en el Juzgado Central 4. Andreu, titular de este juzgado, rehusó aceptar la competencia, el conflicto llegó al Supremo y este ha dado la razón al juez de Majadahonda, en contra del criterio del fiscal, que emitió informe considerando que la competencia no era de la Audiencia.

El juez Andreu tendrá que sumar por tanto a partir de ahora a la causa sobre las preferentes todas las denuncias por delito deestafa que se instruyan sobre este producto en otros juzgados. La mayoría de los clientes de Bankia han reclamado la devolución de sus ahorros por la vía civil, por lo que sus casos no se verán afectados por esta decisión. Pero hay también decenas de denuncias impuestas por la vía penal que, si aún no tienen sentencia firme, sí se trasladarán ahora a la Audiencia.

El Supremo advierte que no se trata de que ahora se adelante la calificación de las posibles responsabilidades penales de los administradores ni de los dependientes de la entidad, pero sí de impedir criterios dispares en procedimientos separados porque entienden que no se puede aislar el diseño del producto de su comercialización. Fuentes judiciales explican que con esta decisión se pretende evitar que haya sentencias contradictorias sobre de quién es responsabilidad la venta de las preferentes entre los clientes. Si las denuncias se quedan dispersas por juzgados de toda España podría darse el caso que en un futuro se absuelva en la Audiencia Nacional a los ideólogos del producto y en los juzgados de instrucción se condene al director de la oficina.

En el caso concreto de Majadahonda, el Supremo destaca que la denuncia no se circunscribe a los consejos recibidos de los dependientes de la oficina concreta, “sino a la naturaleza misma del producto bancario”, de cuya existencia supieron las dos denunciantes por una carta remitida por Bankia que está unida en la denuncia y que no tiene firma.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Reyes Rincón

Redactora que cubre la información del Tribunal Supremo, el CGPJ y otras áreas de la justicia. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactora de información local en Sevilla, corresponsal en Granada y se ha ocupado de diversas carteras sociales. Es licenciada en Periodismo y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS