La caída del precio de las materias primas echa el freno a Perú

El FMI rebaja la previsión de crecimiento de la economía andina del 3,8% al 2,4% para 2015

La directora del FMI, Christine Lagarde, visita el mercado artesanal de Pisac, un conjunto arqueológico a 30 kilómetros de la ciudad del Cuzco.
La directora del FMI, Christine Lagarde, visita el mercado artesanal de Pisac, un conjunto arqueológico a 30 kilómetros de la ciudad del Cuzco.EFE

Cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial escogieron hace tres años a Lima para ser sede de su asamblea anual, casi medio siglo después de su última cita en América Latina (Río de Janeiro, Brasil, 1967), los organismos internacionales querían destacar así a una economía al alza, con avances en la reducción en la pobreza y con políticas fiscales y monetarias estables. Todo eso sigue siendo verdad, como subrayan varios eventos organizados esta semana, pero ahora el impacto de la caída de precios en las materias primas recuerda también que dependencia de Perú de las exportaciones de productos básicos la expone a los choques externos.

La nueva previsión del Fondo, divulgada este martes en la capital peruana, atribuye a la economía peruana un avance para este año del 2,4%, el mismo que registró en 2014, muy similar al de sus socios de la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile o México), situación que contrasta con el desplome de Venezuela (-10%), la recesión brasileña (-3%) o el estancamiento argentino. Pero es también un avance mucho más débil que lo que vaticinaba el propio FMI hace seis meses, cuando predijo un crecimiento del 3,8% para 2015.

Más información
El FMI pronostica una caída del 3% para Brasil en 2015
Debacle en Venezuela con inflación del 200% y caída del PIB del 10%
La paradoja mexicana: el país crece pero por debajo de sus necesidades
Colombia crecerá (sólo) un 2.5%
España elude por ahora el impacto de la desaceleración global

La revisión a la baja del pronóstico (1,4 puntos porcentuales menos) es uno de los más acusados entre los países de América Latina, que es a su vez la región más golpeada por el choque externo, a la estela del frenazo de China y el endurecimiento de las condiciones financieras. Alcanzar la tasa del 5%, habitual en la última década y media, tampoco se logrará en 2016, como estaba previsto: para el próximo año la rebaja es aún más acusada, hasta el 3,3% (1,7 puntos porcentuales menos).

El representante del FMI en Perú, Alejandro Santos, insistió este fin de semana, en declaraciones a una radio local, en que el punto de partida es sólido, lo que permitirá a la economía andina vadear un escenario externo adverso: “En la última década Perú tuvo la segunda mayor tasa de crecimiento de América del Sur, la inflación más baja, redujo la pobreza del 60% al 20% y tiene la deuda bajo control. Yo le otorgaría un 9,9 sobre 10 en el manejo económico”.

Pero lo que también es cierto es que la dependencia de las materias primas ha vuelto a crecer en estos últimos años para rondar el 80% del valor de todas las exportaciones. El propio Fondo vaticina que este periodo de precios bajos se prolongará hasta 2017 y subraya que tendrá un impacto mayor (restará hasta 2,25 puntos básicos al crecimiento anual de estos años) en exportadores de metales, como Perú.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS