Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro registrado sube en septiembre 26.087 desempleados

El comienzo del curso escolar y la vendimia compensan y elevan la afiliación en 8.916 cotizantes

Datos de paro registrado en septiembre Ampliar gráfico

Después del jarro de agua fría que arrojó agosto en el mercado laboral, septiembre ha supuesto un cierto alivio. Pese al aumento del paro registrado, 26.087 desempleados más en las oficinas públicas, la afiliación media a la Seguridad Social creció en un mes habitualmente malo. Subió en 8.916 cotizantes, hasta los casi 17,2 millones. El incremento llegó de la mano de sectores como la educación, que se anotó 63.729 afiliados más, y la agricultura, que contó con otros 37.000, según el Ministerio de Empleo.

El final del verano se llevó por delante decenas de miles de empleo en la hostelería, el comercio o la sanidad, en conjunto casi restaron 100.000 afiliados a la Seguridad Social. Los tres son sectores que en la temporada vacacional tienen más actividad. En consecuencia, las empresas incrementan, aunque sea de forma temporal, sus plantillas. Cuando el verano acaba, los contratos no se renuevan y esto suele determinar que septiembre sea usualmente un mal mes para el empleo. En los últimos 13 años, en 10 subió el paro; por lo que respecta a la afiliación cayó en 10 de los últimos 15. 

En cambio, este año el comienzo del curso escolar y la vendimia compensaron la caída de las otras tres ramas. Ya sucedió en 2014. El mes pasado el aumento de cotizantes en educación y sanidad superó los 100.000 y dejó el número total de afiliados en casi 17,2 millones, según divulgó el Ministerio de Empleo.  Ambas ramas de actividad fueron determinantes, junto con las actividades administrativas y la industria manufacturera, para que el saldo medio de la Seguridad Social el mes pasado fuera positivo. No lo fue el del paro registrado, que se mantuvo fiel a la tradición de septiembre: sumó 26.087 desocupados y elevó la cifra registrada en las oficinas públicas de empleo hasta los 4.094.042.

 El reflejo final del mes mejora si las cifras que se toman son las desestacionalizadas, aquellas a las que se les quita los efectos del calendario. Estas muestran que el paro registrado bajó en casi 10.000 personas y la afiliación creció en unas 35.000. “Septiembre da una buena señal en afiliación. El dato desestacionalizado expresa que la fortaleza en la creación de empleo se mantiene en la tónica iniciada en 2014”, señaló el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.

También se apoyó en este dato el responsable de Empleo, Juan Pablo Riesgo, “los datos del mes de septiembre demuestran que la recuperación del mercado laboral español es estructural y no coyuntural, y que mantiene su fuerza”.

Para el servicio de estudios de BBVA, los números conocidos muestran que el número de parados responde a motivos estacionales, es decir, el fin del verano. Los investigadores de la entidad financiera señalan que la afiliación mejora sus expectativas, que apuntaban a una caída en la afiliación, aunque “no compensan las cifras negativas registradas en los dos primeros meses del tercer trimestre”, señala la nota emitida por BBVA Research.

Esta afirmación se aprecia con nitidez en la evolución anual de la afiliación, que en los últimos meses ha perdido cierto fuelle. Si en mayo el aumento porcentual en los últimos 12 meses era del 3,52%, en septiembre ha sido del 3,17%. Esta evolución está en consonancia con lo apuntado desde el Banco de España esta misma semana. El servicio de estudios de este organismo apuntaba que en el tercer trimestre se apreciaba una desaceleración de la actividad económica. No obstante, para saber fielmente cómo ha podido afectar este freno al mercado laboral hay que esperar hasta el próximo 22 de octubre, cuando se publicará la encuesta de población activa, el mejor termómetro del mercado laboral.

Más contratos

La desaceleración también se aprecia en la marcha de la contratación. Este año, hasta septiembre, se han firmado 13,6 millones de contratos, un 11,1% más que en el mismo periodo del año pasado. Este porcentaje es sensiblemente inferior al habido en 2014, cuando en los mismos meses el incremento era del 14,7%.

Lo que no cambia es el incremento lento, pero constante, de la temporalidad en el conjunto del mercado laboral. Esta es una tendencia que se ha consolidado a medida que ha ido mejorando la situación del mercado laboral en España. Al comienzo, fueron los contratos a tiempo parcial los que ganaban protagonismo. Sin embargo, poco a poco, y a pesar de las ayudas a la contratación indefinida (como la exención de cotizar para los primeros 500 euros de sueldo), los compromisos con fecha de caducidad siguen siendo la inmensa mayoría del flujo mensual de contratos: hasta septiembre el 8,2% de todos los contratos registrados, un porcentaje ligeramente mejor que los de 2014 y 2013 (el 8,03% y el 7,8%), pero inferior al de 2012 (10,6%).

Esto explica ese aumento constante del peso de la temporalidad. Según las cifras de asalariados de la Seguridad Social, los afiliados con contrato temporal suponen un 30,3% del total, un punto que en septiembre de 2014 y 2,4 más que en 2013.

Lo que sí parece confirmarse, por otra parte, es el frenazo del recurso en la contratación a jornada parcial, que, contando los temporales por horas, suponen el 21,7% del total, un porcentaje muy similar al del año pasado por estas mismas fechas.

Más información