Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, preocupada por las inversiones en Navarra y Cataluña

Volkswagen tenía previsto destinar 4.200 millones a sus dos plantas del país

Industria dice no tener noticias sobre problemas con las homologaciones de Alemania

José Manuel Soria
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

El Gobierno no ha ocultado su preocupación por cómo puede afectar a la economía española el escándalo del fraude en las emisiones de gases contaminantes de los coches del grupo Volkswagen en EE UU. El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha afirmado que el Ejecutivo está a la espera de recibir una explicación. "Sea cual sea la causa", ha dicho Soria, el Ejecutivo espera que "no afecte a las importantes inversiones" que el grupo había planificado en España. Volkswagen, propietario de Seat, anunció en mayo que invertirá en sus dos plantas españolas —una en Navarra y otra en Cataluña— 4.200 millones de euros en los próximos cinco años.

EE UU, Alemania, Francia e Italia han anunciado que investigarán este caso. Sin embargo, en España, ni el Ministerio de Industria ni el de Medio Ambiente parecen plantearse algo parecido a una investigación. Desde el departamento de Medio Ambiente indican que la homologación de los coches depende de Industria. Y, desde este último ministerio, resaltan que el sistema en EE UU es diferente al europeo.

Sin noticias de problemas

El control en EE UU se hace a través de la "autocertificación". "La reglamentación establece los límites y condiciones que se tienen que cumplir y los fabricantes se responsabilizan de que los vehículos que venden cumplen (...) sin que una tercera parte lo verifique antes de su comercialización", afirma Industria. "En Europa es diferente, ya que existe una homologación como condición previa a su comercialización y matriculación", que, según el ministerio, se realiza en "laboratorios independientes". Luego, el Estado miembro de la UE en el que se sigue el proceso emite un "certificado" y también se encarga de los controles durante la fase de construcción de los coches.

Industria argumenta que la mayoría de modelos de esta marca reciben su homologación en Alemania, de donde procede esta empresa. "No hemos tenido ninguna noticia de problemas en esta homologación", sostiene el ministerio.

El escándalo de Volkswagen llega a pocas semanas de la cumbre del clima de París, de donde se espera que salga el nuevo protocolo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. En el sector de la generación de electricidad se han dado pasos importantes en los últimos años gracias a la incorporación de las energías renovables. Pero en el transporte el proceso de electrificación de los vehículos está estancado.

Daños para la salud y el medio ambiente

"Los gases que emiten estos coches son peligrosos para nuestra salud e incluso nuestra vida por eso los gobiernos los limitan", indica la responsable de la Iniciativa Global de Clima y Energía de WWF, Samantha Smith. Las "impactantes" acciones de Volkswagen "causaron la emisión de casi un millón de toneladas más de tóxicos al año", dice Smith partiendo de una estimación realizada por The Guardian.

Florent Marcellesi, portavoz de Equo en el Parlamento Europeo, ha lamentado que la multinacional engañara "de forma deliberada a las autoridades medioambientales sobre el nivel real de las emisiones contaminantes de sus coches". "Dice muy poco de la voluntad de algunas grandes empresas de cumplir con las leyes y el bien común", ha añadido.

Equo, al igual que muchas organizaciones ecologistas, ha recordado que ya en 2013 un informe de la ONG europea de Transporte y Medio Ambiente "dio la voz de alarma sobre sistemas de fraude para mitigar las emisiones contaminantes en las pruebas de laboratorio". "Los tests adicionales a aquellos efectuados en el laboratorio demostraron en 2015 que las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) eran diez veces más altos que en una situación real", indica Equo.

Más información