Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía argentina contra el lavado de dinero denuncia a Díaz Ferrán

El país sudamericano acusa a Marsans por fraude a sus acreedores y al Estado argentino

Marsans.
La procuradora del Tesoro de Argentina, Angelina Abbona, junto a el fiscal contra la Criminalidad Económica y Lavado de Activos, Carlos Gonella, al presentar este lunes una denuncia penal por presunto fraude al Estado argentino contra los dueños de Marsans. EFE

El fiscal contra la criminalidad económica y el lavado de dinero de Argentina, Carlos Gonella, presentó este lunes una denuncia ante la justicia de su país contra Marsans y el fondo especulativo estaounidense Burford por presunta estafa contra el Estado argentino. En su presentación, el fiscal también señala que el grupo turístico español propiedad de Gerardo Díaz Ferrán también busca estafar en la misma maniobra a sus acreedores en España.

Díaz Ferrán, que fue presidente de la CEOE entre 2007 y 2010, fue condenado en su país en 2013 a dos años y dos meses de cárcel y a una multa de 99 millones de euros por fraude a Hacienda en la compra que le subvencionó de Aerolíneas Argentinas en 2001. Además, en julio pasado el exlíder de la patronal española fue sentenciado a cinco años y medio de prisión y a una sanción de 1,2 millones por vaciar Marsans para evitar el pago a sus acreedores. Argentina, que en 2008 'reestatalizó' Aerolíneas en plena crisis de la compañía, ahora también apunta contra el perjuicio que presuntamente el grupo español busca provocar a quienes les debe.

La historia es así. Marsans denunció en 2009 por 1.036 millones de dólares (915 millones de euros) a Argentina por la expropiación de Aerolíneas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), tribunal de arbitraje del Banco Mundial. A su vez, el país sudamericano respondió a esa demanda con otra contra el grupo español por 1.382 millones de dólares (1.222 millones de euros) por los daños causados por la presunta administración deficiente y la ruina de Aerolíneas.

Marsans compró con subvenciones en 2001 Aerolíneas, que fue expropiada en 2009

En 2010, Marsans pactó con Burford que este fondo se encargara de financiar la reclamación del grupo ante el CIADI a cambio de cobrar parte de lo que resultara de un eventual fallo favorable en ese tribunal. Pero en 2013 las empresas de Marsans que habían iniciado el juicio contra Argentina entraron en un proceso de liquidación por quiebra y entonces, según denunció el fiscal Gonella, quedó anulado el acuerdo con el fondo norteamericano.

Gonella sostiene que Marsans y Burford buscan estafar al Estado argentino porque si ganan el juicio ante el CIADI, lo cobraría el fondo norteamericano, pero no recibirían dinero los acreedores del grupo español que, por tanto, exigirían también su paga. De esta manera, Argentina podría acabar abonando dos veces por el mismo juicio. Eso es lo que la fiscalía busca evitar.

Más información