El crédito no destinado a vivienda crece tras cuatro años a la baja

La deuda de las familias se sitúa en su nivel más bajo desde agosto de 2006

Vista de la fachada del Banco de España.
Vista de la fachada del Banco de España. EFE

Los efectos del dinero barato y abundante que el Banco Central Europeo está facilitando a los bancos gracias a unos tipos de interés que llevan en el entorno del 0% desde septiembre del año pasado, se dejan notar en la concesión de nuevos préstamos. Esta política, junto a la penalización del 0,20% a las entidades que depositen reservas de capital en el BCE, en vigor desde junio de 2014, han contribuido a que, por primera vez en los últimos cuatro años, crezca el saldo del crédito que los bancos proporcionan a familias no destinado a vivienda, según los datos públicados este martes por el Banco de España.

Más información
El crédito a familias y empresas cayó con fuerza en 2014 por sexto año
La deuda de las empresas y familias baja al 182% del PIB
La banca empieza a abrir el grifo del crédito a las familias
El crédito a las familias crece mientras cae el de las empresas

El saldo de estos créditos fue en julio de 161.447 millones de euros, una ligera subida del 0,1% respecto al pasado año según la metodología del Banco de España, que tiene en cuenta ajustes en el tipo de cambio y saneamientos en las carteras de créditos en las entidades. Los créditos destinados a la adquisición de vivienda sufren, sin embargo, su mayor caída desde febrero, un 3,6%, hasta los 571.791 millones de euros.

La deuda financiera de los hogares españoles, suma de las dos variables anteriores, se situó en 733.239 millones de euros, un descenso del 1,2% respecto al mes anterior (742.181 millones) y del 3,7% respecto al mismo mes del año pasado. La deuda de las familias retoma así la senda bajista tras el repunte de junio. Además, se mantiene en su nivel más bajo desde agosto de 2006. El endeudamiento de las familias tocó techo en España en noviembre de 2008. Entonces los hogares acumulaban deudas por valor de 912.990 millones de euros.

Los datos del Banco de España muestran que la financiación total a las empresas en España cayó en julio un 2,7% hasta 932.600 millones de euros. Dentro de esa financiación creció algo la emisión de valores, pero cayeron el crédito de los bancos y sobre todo, los préstamos del exterior.

El flujo de nuevas operaciones de crédito en España afianza el cambio de tendencia observado a finales de 2014, al crecer aceleradamente en julio un 45,5% interanual y un 17,7% en el acumulado de 2015. El crédito destinado a nuevas operaciones de vivienda se ha disparado un 71,3% respecto a julio del año pasado al pasar de 2.467 millones a 4.227 millones, y los créditos al consumo un 27,1%, gracias a la favorable evolución del empleo y del consumo de los hogares en la primera parte de 2015. El crédito destinado a otros fines mejoró en julio el 82,2% respecto al año pasado

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Los nuevos préstamos a empresas han subido un 21% en julio en el tramo de hasta un millón de euros, generalmente solicitados por las pequeñas y medianas empresas. En cantidades superiores a un millón de euros, los nuevos créditos repuntan un 60,1% un hecho que desde BBVA Research, asocian a "la continua revisión al alza de las expectativas económicas y la tendencia bajista de los costes de financiación ayudada por las políticas del BCE, que está animando a este sector a solicitar crédito bancario y a equilibrar su estructura de endeudamiento, que en los últimos tiempos había estado inclinada a otras fuentes de financiación".

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS