Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valeant compra la compañía del ‘viagra’ femenino

La farmacéutica canadiense se hace con Sprout dos días después de que el tratamiento recibiera el aprobado para su comercialización

El Addyi de Sprout Pharmaceuticals
El Addyi de Sprout Pharmaceuticals AFP

Una cosa es desarrollar un nuevo fármaco y otra muy distinta es tener la escala para poder comercializarlo. Valeant Pharmaceuticals ve el filón en la píldora “rosa” y, sin esperar más, cierra un acuerdo por el que adquiere Sprout Pharmaceuticals por 1.000 millones de dólares (895 millones de euros). La operación se anuncia cuando no han pasado ni dos días desde que la agencia del medicamento en Estados Unidos diera el aprobado definitivo a su tratamiento Addyi, conocido como el “viagra” femenino.

La compra se hace con un pago en efectivo y se espera esté concluida para el tercer trimestre. Sprout es la primera farmacéutica que tiene la autorización para comercializar en EE UU un medicamento diseñado para incrementar el apetito sexual femenino. El fármaco aprobado, como en el Viagra de Pfizer, está sujeto a una serie de condiciones ya que su consumo puede provocar numerosos efectos secundarios. El Addyi no puede comprarse sin receta médica.

La píldora empezará a comercializarse en dos meses. La agencia del medicamento de EE UU ya abrió la puerta a la autorización en junio pasado, en una opinión preliminar de sus expertos. El proceso de examen del tratamiento, sin embargo, no fue fácil porque en un principio Sprout no pudo probar la eficacia de la píldora y, sobre todo, que los beneficios superaban los riegos.

Valeant, con sede en Laval (Quebec), tiene un capital de mercado que ronda los 85.100 millones de dólares. En el último año logró doblar prácticamente su valor bursátil. Su cifra de negocio en el último trimestre publicado ascendió a 2.700 millones de dólares. Para el conjunto del ejercicio 2015 espera registrar unas ventas que pueden ascender hasta los 11.000 millones. “Es una oportunidad para crear una nueva cartera de medicamentos”, explica la sociedad.

Sprout, dirigida por Cindy Whitehead, se desprendió hace cuatro años de Slate Pharmaceuticals para dedicarse de lleno al desarrollo de la píldora rosa. La compañía, que cuenta con 25 empleados, tiene el derecho exclusivo mundial de la “flibanserina”, el compuesto químico sobre el que se apoya el fármaco. La compañía no ha indicado cuando la píldora podrá llegar a otros países, ya que para su comercialización debe ser aprobada por las agencias que regulan el mercado de los medicamentos.

Mike Pearson, consejero delegado de Valeant, asegura que la oportunidad de negocio para el Addyi es "bastante grande". El ejecutivo calcula puede generar varios miles de millones en ingresos y aportarle un beneficio de cientos de millones. El fármaco está indicado para el trastorno de deseo sexual hipoactivo, una condición que se se conoce desde hace tres décadas y que afecta a más de ocho millones de mujeres en EE UU entre los 20 y 50 años de edad.