Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El repunte de la inflación reaviva el debate sobre los tipos en Reino Unido

Los precios suben un 0,1% en julio, por encima de las previsiones de los analistas

Los precios subieron en Reino Unido un 0,1% en julio, frente al 0% registrado el mes anterior según ha informado este martes la Oficina Nacional de Estadística (ONS). El repunte de la inflación en el séptimo mes del año, mayor de lo pronosticado por el consenso de los analistas, se explica principalmente por la menor bajada de los precios de la ropa en las rebajas estivales y añade presión al Banco de Inglaterra para que empiece a subir tipos.

La inflación subyacente, que excluye los componentes más volátiles de la cesta como alimentos y energía, repuntó un 1,2%, cuatro décimas más de la cifra registrada en junio y tres décimas por encima de la cifra que preveían el consenso de los economistas británicos. Aunque la cifra publicada este martes es superior a las expectativas, sigue estando muy por debajo del objetivo del 2% del banco central y los expertos consideran que permanecerá en niveles relativamente bajos en los próximos meses por la fortaleza de la libra —que en el último año se ha revalorizado un 13,44% frente al euro, la moneda de su principal socio comercial— y la debilidad del precio del petróleo —que cae un 52% en las últimas 52 semanas—.

En las últimas semanas se han multiplicado las voces autorizadas que alertan del riesgo de que los tipos de interés permanezcan en el nivel actual, anormalmente bajo en relación a la serie histórica. La última en hacerlo, esta misma semana, ha sido Kirstin Forbes, asesora externa del Banco de Inglaterra.

"Un descenso más pequeño de los precios de la ropa en el mes con respecto a un año antes fue el principal responsable el alza de la inflación, mientras las caídas de precios de alimentos y bebidas no alcohólicas compensaron parcialmente la subida", explica el ente en un comunicado. El mes pasado los principales contribuyentes al repunte de los precios fueron Educación (0,22%), restaurantes y hoteles (0,19%) y ropa y calzado (0,14%). En el lado contrario, el transporte (-0,30%), y alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,30%) fueron los principales componentes bajistas del índice.

Kallum Pickering, economista del banco Berenberg en Londres, achaca este último repunte del índice general de precios a la "rigidez" del mercado laboral británico que ha provocado repuntes salariales en los últimos meses. La inflación y la evolución de los sueldos son dos variables clave para el Banco de Inglaterra a la hora de tomar una decisión sobre los tipos de interés.

La libra esterlina respondió a la publicación de este último dato de inflación con un repunte de casi un 1% respecto al euro.