Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eroski apuesta por crecer con un modelo de franquicias

La cooperativa usó este sistema para abrir 58 tiendas en 2014, y solo dos en propiedad.

Una tienda de Eroski en Bilbao.
Una tienda de Eroski en Bilbao.

La cadena de supermercados Eroski atravesó en 2014 un periodo complicado. Registró unas pérdidas de 280,2 millones de euros y estuvo a punto de atragantarse con su enorme endeudamiento. La cooperativa, sin embargo, logró a principios de 2015 refinanciar sus compromisos. Tras apuntalar sus cuentas y vender 160 locales al grupo Dia, está apostando por crecer, esta vez a base de franquicias.

La compañía no es nueva en el mundo de las franquicias —el sistema de licencias otorgadas a terceros para que exploten la marca en sus locales—. Hace 25 años que tienen algunas tiendas bajo este modelo. Sin embargo, era minoritario y ahora ha decidido convertirlo en el centro de su crecimiento. En 2014 abrieron 58 tiendas en franquicia y solo dos en propiedad. En el primer semestre de este año ya han alcanzado esa cifra y aspiran a inaugurar 100 en todo el ejercicio. Para 2016, dice Eroski, ya tienen varias aperturas pactadas. “La apuesta está a pleno rendimiento”, señala Enrique Martínez, director de franquicias del grupo.

Expansión en la primera mitad de 2015

Junto al grupo Dia, explica Martínez, es la cadena de supermercados “con más eperiencia en este modelo”. La diferencia es que Dia lleva años explotándolo. Actualmente tiene 7.407 tiendas, 3.364 en franquicia. De estas, 503 las ha abierto en solo 12 meses. “Hace dos años Eroski comenzó a cambiar su modelo comercial, hacia una tienda distinta, y ahí empezó a potenciar la franquicia”, señala Martínez. Dice que optó por vender más productos locales y diversificar los tamaños de sus locales. Ahora, asegura, reciben unos 500 contactos al mes de interesados en invertir en franquicias.

La expansión de franquicias en la primera mitad del ejercicio se ha concentrado especialmente en Andalucía, Cataluña, País Vasco y Baleares. Lo más habitual para este modelo son tiendas de entre 400 y 500 metros cuadrados que implica una inversión de entre 200.000 y 250.000 euros, al margen del alquiler del local. “Pero también hay franquiciados que han abierto locales de más de 1.500 metros. Y en Estepona hemos inaugurado el primer hipermercado franquiciado, que tiene unos 4.000 metros”, dice.

La compañía es consciente de que otros competidores que también han apostado por franquicias, en especial Dia, han terminado por recibir sonoras quejas de los propietarios, por falta de rentabilidad. “No nos preocupa. Los que llegan al grupo se quedan, porque saben que por nuestro modelo de cooperativo trabajamos en equipo, la rentabilidad es buena”, añade.