Desigual mantiene sus ventas por los mercados de Asia y Latinoamérica

El resultado operativo del grupo cae por la política de nuevas aperturas, ahora en revisión

Una tienda de Desigual promociona sus rebajas en París
Una tienda de Desigual promociona sus rebajas en ParísChristophe Morin (Bloomberg)

La firma de moda Desigual cerró el primer semestre del año con una facturación de 451,9 millones de euros, lo cual supone mantener unas ventas similares a las del año pasado, según ha informado la compañía catalana en un comunicado. La empresa, inmersa en la redacción de un plan estratégico para los próximos años, logró mantener el volumen de negocio gracias al crecimiento en los mercados de fuera de la Unión Europea, en especial Asia y América Latina.

El beneficio bruto de explotación del grupo (Ebitda) fue de 92,1 millones de euros, un 26% menos que en el mismo periodo del año anterior. El descenso se debe, según la compañía, al aumento de costes que ha supuesto "la expansión de la red de distribución", muy superiores al incremento de ventas. De hecho, el crecimiento de la compañía fundada en 1986 por Thomas Meyer y participada por el fondo de inversión francés Eurazeo se había basado en los últimos años en las nuevas aperturas, hasta el punto de que a finales del año pasado prácticamente se abría una tienda al día. La cadena de moda quiere ahora "optimizar" esa red de establecimientos y racionalizar el crecimiento mediante "reubicaciones, cierres y un número limitado de aperturas".

La empresa ha detallado que el crecimiento de ventas durante los seis primeros meses del año es dispar entre zonas geográficas: en Francia y en España se registraron bajadas de entre el 4% y el 5%; en Alemania estas siguieron prácticamente iguales, mientras que en Italia crecieron el 7%. Los mercados más pujantes para Desigual fueron los asiáticos, que incrementaron ventas un 24%, y los latinoamericanos, que en conjunto crecieron el 36%. En en esas regiones, precisamente, donde Desigual pondrá ahora el foco.

La revisión del negocio que ha puesto en marcha Desigual, según la empresa, busca preparar "la próxima fase de crecimiento" y desplegar "el potencial de la marca" en todos los mercados. Ese proceso, además de examinar la política de aperturas, ha supuesto también una renovación de la organización, empezando por el que fuera consejero delegado hasta mayo, Manel Jadraque.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS